Saeco Minuto: cafetera súper automática para espressos, capuchinos y cafés personalizados

Saeco Minuto: cafetera súper automática para espressos, capuchinos y cafés personalizados

publicidad

Esta es la Saeco Minuto, una cafetera súper automática capaz de producir unos espressos y capuchinos deliciosos. Ella sola se ocupa de todo el proceso: desde moler el grano a espumar la leche. Además, permite personalizar a tu gusto la intensidad y cantidad del café.

81b9Igeiw7L._SL1500_Se la denomina súper automática precisamente por ese detalle de incluir molinillo para moler el café en grano. Su depósito para éste se encuentra en la parte superior; junto a él, el depósito para el agua. Sólo necesitas rellenar ambos y en unos segundos podrás producir el primer café, así de fácil.

La Saeco Minuto permite graduar diferentes variables para que el café esté a tu gusto. Por ejemplo, puedes regular el molinillo para especificar el grado de molido, entre más o menos fino, hasta cinco niveles: cuanto más fino, más potencia de sabor; cuanto más grueso, un café con sabor más ligero.

Además, puedes definir el aroma, es decir, la intensidad del café a partir de otros cinco niveles mediante otros tantos iconos que aparecen en la pantalla. Por cierto, esta pantalla central te informa del estado de la cafetera: si se encuentra en pleno proceso de calentamiento, si le falta agua o grano, si se está autolimpiando, etc.

cafetera-Minuto-de-Saeco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te gustan los capuchinos, también llamados cappuccinos? Esta cafetera súper automática los genera de una manera casi profesional. Para ello, un componente fundamental es el elementos vaporizador-espumador, que se encuentra en el lado izquierdo. No tienes más que pulsar el botón dedicado e introducir el espumador en una taza con leche. En unos segundos verás cómo empieza a crearse la espuma. Seguidamente, colocas la taza bajo las boquillas de café, pulsas el botón “Espresso” y, tras unos segundos, tienes un sabroso capuchino.

41cI-w+HdILOtros detalles de interés son su sistema de autolimpieza interna, la boquilla regulable en altura para adaptarse al vaso o la taza y evitar salpicaduras, que los molinillos son de cerámica, lo que evita que el café sepa a quemado, que las piezas donde se encuentran los restos de café y agua son lavables en el lavavajillas y que su proceso de calentamiento para producir el primer café es muy rápido, apenas unos 10 seg.

Si quieres verla en acción, no tienes más que pinchar en el vídeo.

 

 

publicidad

Escribe tus Comentarios