Panasonic Lumix GM1: la micro cámara

Panasonic Lumix GM1: la micro cámara

publicidad

La Panasonic Lumix GM1 es la cámara de objetivos intercambiables más pequeña jamás creada. Sin embargo, está basada en el estándar Micro Cuatro Tercios, es decir, su sensor es del mismo tamaño que el de otras cámaras mucho más grandes.

Por lo visto, las dimensiones de los circuitos internos de la Panasonic Lumix GM1 se han reducido hasta en un 30% en comparación con los de otros modelos. Para que el objetivo no destaque sobre el cuerpo, Panasonic ha creado una lente zoom a su medida. Es un 12-32 mm, equivalente a 24-64 mm, que además es retráctil.

En lo que se refiere a los modos de exposición, incluye automáticos, manuales y semimanuales, su enfoque admite hasta tres alternativas, incluido el manual, y cuenta con  un botón de función personalizable. El flash es de tipo retráctil. Su pantalla, de 3 pulgadas, es táctil. Así es, con el dedo se pueden configurar todas las prestaciones de esta micro-cámara.

Se trata de una cámara bastante rápida, tanto en el sistema de enfoque como en el de obturación, porque se apoya en uno de tipo electrónico si el mecánico no es el apropiado para la escena en cuestión. La propia cámara decide entre uno y otro. Por cierto, llega hasta los 5 fps. Es compatible con el resto de objetivos de Panasonic, pero si éstos son grandes, penaliza el aspecto general de la cámara. El conjunto queda desequilibrado.

Una compacta premium

La GM1 sorprende por su rango dinámico, muy logrado. Gran culpa de ello la tiene el sensor, cuyos fotodiodos son de gran tamaño para precisamente ese fin. ¿Que si eso genera ruido en las imágenes? Pues en general, no. El ruido está muy mitigado, porque de ello se ocupa, en este caso, un eficaz procesador que se llama Venus Engine. Sólo a partir de 3.200 ISO, puede hacerse notar ciertas zonas con ruido pero ya hablamos de fotos con luz muy escasa. El enfoque, además de rápido, como te he comentado, es muy preciso, es raro que se equivoque.

En lo que se refiere a su apartado de vídeo, rinde estupendamente, también acertando en el enfoque y sin trastornarse cuando hay contrastes o demasiada luz. Además, incluye ajustes manuales, lo que es muy interesante.

Aunque es de objetivos intercambiables, el sentido común dicta que hay que comparar la GM1 con una compacta. Pero con una compacta de muy altas prestaciones y con la versatilidad de tener a su disposición distintos objetivos. De hecho, hay quien la compara con la fantástica GX7 de la misma Panasonic.

Si quieres saber otros detalles de esta minicámara y nuestro parecer general, pincha en el vídeo adjunto.

publicidad

Escribe tus Comentarios