Probamos el Volvo V90, el paso previo al coche autónomo

Probamos el Volvo V90, el paso previo al coche autónomo

Test sin Piedad: ★★★★★ 

Por fin hemos probado el sistema de conducción semi-autónoma Pilot Assist en un Volvo V90 y las conclusiones son sorprendentes

Pilot Assist es una combinación de recursos de ayuda a la conducción cuyo fin es mantener el coche a una velocidad fija, respetando la distancia de seguridad que tú predetermines respecto a otros vehículos (Control de Velocidad Constante Adaptativo) e impidiendo que se salga del carril (tecnología LKA), realizando las correcciones oportunas en la dirección. Este sistema funciona a velocidades de hasta 130 km/h y siempre requiere que el conductor mantenga las manos en el volante, pues de otro modo, se autodesactiva previo aviso.

El Volvo V90 que hemos probado nos ha llevado con Pilot Assist durante 22 km en la A1 (momento en el que dimos por finalizado el test), a una velocidad media de 85 km/h. Durante ese trayecto, solo tuvimos que interceder de manera decidida en la dirección en cuatro ocasiones por motivo de una curva algo pronunciada (una vez) y por una mala visibilidad de la línea lateral del firme (tres veces); ninguna intervención en el freno.

Volvo V90

A tope de tecnología

Bajo el nombre de Sensus, Volvo designa las tecnologías de conectividad y multimedia que equipa, en este caso, su V90. Todo ello, además de la configuración casi por completo de los recursos de ayuda a la conducción, se gestiona mediante una pantalla táctil de 9 pulgadas que protagoniza el salpicadero (y que responde a la perfección).

Su dinámica es muy intuitiva pues funciona mediante persianas temáticas (navegador, audio, teléfono, etc.). El sistema multimedia, gracias a su conectividad 4G, permite escuchar música en streaming, acceder a radios online, descargar apps e incluso ofrece un hotspot WiFi.

Capítulo aparte merece el equipo de sonido. La unidad probada venía con una ‘bestia’ de origen Bowers & Wilkins con un subwoofer, un tweeter central, un amplificador de doce canales, 1.400 w, 19 altavoces… Como resumen sensorial, solo cabe calificarlo de su-bli-me.

Volvo V90

Así funcionan los recursos de seguridad y ayuda a la conducción

  • Gestión mediante comandos de voz (navegador, temperatura…): ¡Lo entiende todo!
  • Cuadro de mandos digital: Realista, pero sería deseable una mayor personalización.
  • Cámara de 360°: Gran detalle, pero distorsiona demasiado los laterales.
  • Asistencia en el aparcamiento (entrada y salida; multiposición): Atina en los huecos justos.
  • Detección de puntos ciegos: Eficaz.
  • Protección de peatones y de ciclistas: No probado.
  • Alerta de colisión frontal con previsión de frenado: Sobreprotector (hablando de seguridad, eso es una virtud).
  • Head Up Display: Buenas dimensiones y elevada información.
  • Detector de señales: No se le escapa una.
  • Alerta por tráfico cruzado: Riguroso.
  • Control de comportamiento del conductor: Atento; nos reprendió un par de veces por nuestra supuestamente excesiva relajación.

Volvo V90

Más información en la web de Volvo.

Escribe tus Comentarios