Esto es lo que nos ha parecido el Samsung QLED Q7 de 65 pulgadas

Esto es lo que nos ha parecido el Samsung QLED Q7 de 65 pulgadas

Test sin Piedad: ★★★★★ 

La evolución del LED; eso es, en pocas palabras, el QLED. Y en el Samsung Q7 tenemos uno de sus máximos exponentes

QLED es la tercera generación de la tecnología propia de Samsung llamada Quantum DOT. Según la compañía, mediante ella se alcanza el 100% de volumen de color y supone un salto cualitativo muy importante en términos de brillo y contraste respecto a las generaciones anteriores. Desde otro punto de vista, es la apuesta tecnológica frente al OLED.

Pero claro, todo tiene un precio… Y en nuestra opinión, cuando te gastas muchísimo dinero en un televisor, todos esos euros deben tener su justificación hasta en el más mínimo detalle. Desde este punto de vista hemos examinado este Samsung QLED Q7, que cumple a la perfección lo del alto precio.

Samsung QLED Q7Cómo es el QLED Q7

Comenzamos por la instalación. Solo dos cables salen del televisor, el de la electricidad y el que se conecta con un módulo externo llamado One Connect donde se encuentran todos los puertos (HDMI, USB, de antena, ethernet, etc.), que lo puedes situar incluso bien lejos de la tele. A su vez, los citados dos cables se esconden en la barra de la peana. Nada a la vista, en definitiva; gran idea en todos los sentidos.

Pasamos al aspecto físico: micro-marco en torno al panel y el metal como protagonista acompañado de plásticos de gran calidad, es decir, un televisor para exhibir por sus cuatro costados.

Conectividad y calidad de imagen

El Samsung QLED Q7 te ofrece toda la conectividad que necesitas, tanto física como inalámbrica; además, incluye un sistema inteligente que detecta los dispositivos que le asocias (consolas, reproductores, etc.), los cuales podrás manejar, en un altísimo porcentaje de los casos, con el propio mando del televisor. Hablando del mando a distancia, es metálico, minimalista y muy intuitivo de usar en cuanto le coges el truco; quizá un poco pequeño de tamaño.

¿Y la reproducción de los contenidos? Partimos de que este equipo integra las más avanzadas tecnologías que Samsung comercializa hoy para conseguir la máxima fidelidad posible en términos de televisión. Y se nota: cuando accedes a un contenido debidamente tratado y/o emitido (emisiones en directo en HD real, videojuegos de última generación, Netflix HD, etc.), este Samsung sorprende por lo bien que lo procesa todo; también es óptima su capacidad de escalado. Cuando el contenido es 4K nativo, sencillamente, alucinas.

La capacidad para personalizar/calibrar las variables al límite también es una de sus virtudes. Ah, el modelo analizado es curvo (también lo hay plano)… ¿Experiencia inmersiva? Pues según a quién le preguntes. Y tampoco conviene olvidar la interacción con el móvil a la que te invita el Q7. En suma, no deja de costar un pastón, sí, pero son unos euros bien pagados.

El Samsung QLED Q7 de 65 pulgadas (curvo) tiene un precio de 3.199 euros.

Más información en la web de Samsung.

Escribe tus Comentarios

Leave a Reply