Probamos el Manfrotto Compact Action

Probamos el Manfrotto Compact Action

publicidad

Test sin Piedad: ★★★★★ 

Tres modelos componen la familia Compact: Light, Action y Advanced, cada uno con características personales y definidas, pero con la ligereza de transporte y la robustez como denominadores comunes. Es el turno de presentaros al Manfrotto Compact Action.

Texto y fotos JOSÉ LUIS ÁLVAREZ

Lo primero que llama la atención del trípode Manfrotto Compact Action, además de su tamaño, es el atractivo diseño de su rótula, pero es al trabajar con él cuando realmente nos demuestra toda su eficacia.  No engaña, muestra todo su potencial a simple vista, empezando por su tamaño plegado (45,3 cm) y siguiendo por su capacidad para alcanzar los 155 cm cuando lo extendemos, una altura más que suficiente para la mayoría de las situaciones.

Las patas disponen de cinco secciones que pueden ajustarse individualmente gracias a un ancho y cómodo botón que las libera por presión. Sin embargo, sus ángulos de apertura no pueden modificarse, lo que supone una limitación. En cuanto a la columna central, junto a la ligereza y robustez que tiene en común con el resto de elementos, resulta muy fácil de extender: se realiza con un ergonómico pulsador, de giro suave y cómodo, que la desbloquea rápidamente. También es posible voltearla 180 grados, para lo cual basta con desbloquearla y presionar un pequeño mando metálico en su parte inferior. De este modo, en unos segundos tendemos la cámara colocada boca abajo casi a ras de suelo.

Manfrotto Compact ActionAspectos destacados

Este pequeño trípode monta una original rótula de bola con una empuñadura estilo joystick que resulta sencilla y cómoda de manejar. También posee una innovadora zapata circular que, tal como señala Manfrotto, “marca un nuevo estándar de facilidad” de uso.

Para realizar los movimientos, dispone de una sola rueda para bloquear/desbloquear. Cabe indicar que, al no contar con un bloqueo de los movimientos laterales, la rapidez de bloqueo se ve levemente limitada a veces. Tampoco incorpora un nivel de burbuja para mejorar los ajustes de composición. Eso sí, incluye un práctico selector foto/vídeo, que permite utilizar un tipo u otro de modelo.

El Manfrotto Compact Action está disponible en varios colores: negro, rojo o blanco; los dos primeros vienen acompañados por una acolchada y resistente bolsa de transporte.

Conclusión

Tras su uso, hemos comprobado que el Compact Action está dirigido a aficionados que quieren iniciarse en el trabajo con trípode, sin que por ello se arriesgue a perder eficacia en sus resultados y, por su puesto, con la total seguridad para el equipo. En definitiva, un buen compañero para las salidas fotográficas.

A FAVOR

  • Manejo intuitivo.
  • Ligereza.
  • Muy compacto.

EN CONTRA

  • Las patas no se angulan.
  • No dispone de nivel de burbuja.

El Manfrotto Compact Action tiene un P.V.P. de 69,90 euros.

Más información en la web del distribuidor de Manfrotto para España: Disefoto

publicidad

Escribe tus Comentarios