Google Nest Hub: el primer altavoz inteligente de Google con pantalla pero sin cámara

Google Nest Hub: el primer altavoz inteligente de Google con pantalla pero sin cámara

Test sin Piedad: ★★★★★ 

Integra un panel de 7”, todos los servicios de Google Assistant y, para el apartado musical, un altavoz de calidad sorprendente.

A la izquierda, en color tiza; a la derecha, en color carbón.

Google Nest Hub es un Google Home con pantalla. Además, progresa en el apartado de sonido, teniendo en cuenta que, en este aspecto, su Home es muy mejorable y en cuanto a Home Mini, mejor ni hablar. Pero el verdadero punto de interés del Nest Hub radica, efectivamente, en que integra una pantalla de 7 pulgadas, por lo que la versatilidad del dispositivo se multiplica. Así, invita a ver fotografías, vídeos de YouTube y reproducir, por ejemplo, lo que capten las cámaras de vigilancia que tengas por casa. De hecho, puede funcionar como un marco digital con las imágenes que tú selecciones desde Google Fotos, incluso especificando el lugar: “Hey Google… muéstrame mis fotos de Marruecos”. Para lo que no sirve dicha pantalla es para establecer conversaciones visuales con amigos o familiares ni vía Skype ni de ninguna otra forma, porque Google Nest Hub carece de cámara. Preguntado por ello a un portavoz-formador de Google, la respuesta es amable y cordial, pero que se resume en un “porque no”.

Google Nest Hub se basa en cinco pilares: control de dispositivos domésticos conectados, reproducción de música y vídeos, organización de rutinas personales, asistente para solucionar dudas e información de interés, y marco fotográfico

Diseño físico

Google Nest Hub es un altavoz compacto y de diseño minimalista, discreto pero atractivo. Está disponible en dos colores: tiza y carbón. La pantalla se apoya, inclinada, en una base rectangular, que es el altavoz. En resumen, muy bien definido, para qué andarse con riesgos estéticos. Con ello, combina perfectamente en el salón, un dormitorio, encima de cualquier mesa e, incluso, la cocina. El sueño de Google es que en cada casa haya varios Nest Hub, repartidos por las distintas estancias (o, al menos, combinados con Home y Home Mini), de manera que, estés donde estés, tengas la ayuda de Assistant en todo momento.

Sí, es un sueño comercial pero que tiene otro punto de interés de cara al usuario, y nos referimos al sonido: con dispositivos repartidos por todo el domicilio, puedes establecer un sistema multiroom musical, de manera que cuando estés pasando la aspiradora, la música te acompañará sin necesidad de cargar con un altavoz o unos auriculares. Hablemos, pues, de la faceta de sonido de este altavoz.

Sonido impactante

Para lo pequeño que es el propio altavoz (10 x 13 x 6 cm), la verdad es que sorprende la buena calidad que ofrece. No le pidas sonido envolvente ni fantasías tonales, tampoco una potencia descomunal, pero la verdad es que genera un audio limpio, bien estructurado y, en líneas generales, solvente. Comparado con Google Home, no hay color; respecto al Home Mini, sin comentarios. Las fuentes para oír música incluyen los principales servicios de música por streaming (de pago y gratuitas) y YouTube.

Puedes programarle para que a la voz de “OK Google… buenos días” automáticamente detecte quién eres y te describa el parte meteorológico, te recite tus tareas y citas pendientes, y te locute las noticias de acuerdo con tu perfil (hasta seis disponibles)

 

Es un altavoz-asistente

El Google Nest Hub es un altavoz inteligente con el asistente virtual Google Assistant. Así, lo que puedes hacer con los Google Home/Home Mini e incluso con un teléfono Android, está accesible con el Nest Hub. Google Assistant sirve para… todo: preguntarle datos en general, establecer citas o recordatorios y conocer los pendientes, previsión meteorológica, estado del tráfico, hacer listas de la compra, etc., etc., etc. Todo a través de tu voz y en lenguaje natural, nada de comandos preestablecidos excepto el pasaporte de activación oral “OK Google” o “Hey Google” (que también vale ya). A diferencia de los altavoces-asistentes que carecen de pantalla, los que las tienen, como es este caso, te aportan las respuestas acompañadas por grafismos relacionados o, incluso, el propio texto que te dice en voz alta el asistente, por lo que la información sonora + visual se te queda mejor. Por descontado, no hace falta recurrir a la pantalla para obtener la información adecuada, la pantalla es de apoyo.

Control domótico

Es otra faceta crucial del Google Nest Hub. Gracias a la integración de la app Home, puedes controlar el funcionamiento de los dispositivos inteligentes/conectados que tengas por casa: cámaras de vigilancia (cuya emisión verás en la pantalla del Nest), encender/apagar bombillas, poner en marcha/apagar aparatos, etc. Nos ha gustado la función Vista de la Casa, una interfaz sencilla mediante la que ves y controlas todos los dispositivos compatibles desde un único panel. La configuración de los dispositivos conectados para que interactúen con Nest Hub es muy sencilla.

Algunas utilidades

Las funciones de un altavoz-asistente virtual con pantalla son infinitas: ver vídeos y fotos, escuchar música, recibir notificaciones, que te lean las noticias, hacer listas de compra, recordatorios, alarmas, marco de fotos, reloj, temporizador, pedir información de cualquier tipo, conocer el tráfico… Te asiste en absolutamente todo lo que te puedas imaginar siempre que sea factible, y no es exageración (no le pidas los próximos números premiados de la Lotería). Lo más importante es que estas posibilidades van en aumento a medida que va evolucionando el sistema, con recomendaciones más personalizadas, por ejemplo. Un aspecto atractivo es la cocina guiada: no tienes más que decir en alto “Hey Google… Dime cómo se hace la tarta de manzana” y te guiará paso a paso, con su voz y gráficos, en la realización del menú, con todo lujo de detalles de consejos, pesos, medidas y tiempos de cocción.

Gadget opina

La capacidad de percepción de sus micrófonos es espectacular: te escucha y te entiende incluso cuando le hagas alguna perrería en plan acento o deje. Google Assistant es una tecnología muy lograda y plenamente eficaz ante peticiones de información u órdenes normales. La calidad de sonido es también elevada. Su diseño es discreto y la pantalla brilla por el brillo (valga la…), la naturalidad de los colores y tino en los contrastes. En suma, no le encontramos defectos graves al Google Nest Hub tal cual es. Nunca te va a molestar y siempre te puede ayudar. La única duda es si, tras el efecto wow y la curiosidad propia de los primeros días, vas a sacarle provecho realmente o va a quedar como mero recurso de conversación cuando venga una visita a casa. Son 129 euros, tú veras.

 

También nos gusta
  • Ambient EQ Light Sensor: la pantalla ajusta su brillo y color al entorno de luminosidad.
  • Selector físico para silenciar el micrófono.
Tampoco nos gusta
  • Sin cámara.
Va por gustos
  • Quizá le falta una pulgada a la pantalla.

Google Nest Hub: ficha técnica

  • Dimensiones totales: 178,5 x 67,3 x 118 mm.
  • Pantalla de 7”.
  • Dos micrófonos de largo alcance.
  • Sensor de luz ambiente.
  • Chromecast, bluetooth 5.0, audio multiroom.
  • Compatible con Android, ChromeOS, iOS, MacOS y Windows.
  • Acabados: Tiza y carbón vegetal.

store.google.com

Google Nest Hub: 129 euros (precio a fecha 11 de junio de 2019)