Probamos el trípode Benro FTF18A Travel Flat

Probamos el trípode Benro FTF18A Travel Flat

publicidad

Test sin Piedad: ★★★★★ 

Además de ser un trípode muy personalizable, el Benro FTF18A ofrece una gran resistencia y comodidad de transporte

El distribuidor Foto Técnica Import, pone al alcance del aficionado medio el nuevo trípode Benro FTF18A B0. Fabricado en magnesio y aluminio de alta calidad, tiene un peso de 1,78 kg y ofrece una altura máxima de trabajo de 165 cm (una vez plegado, mide 56,5 cm).

Lo primero que sorprende de este modelo es su presentación: llega a nuestras manos dentro de una robusta bolsa de transporte. Cuando la abrimos, descubrimos uno de los modelos más curiosos y adaptables del mercado; por un lado, encontramos su columna, y por otro, su base de montaje junto a las patas.

Sobre el terrenoBenro FTF18A

En cuanto nos ponemos a trabajar con él, nos damos cuenta de un detalle: las patas están colocadas en línea, lo cual nos ahorra espacio para el transporte, que es una de las características de esta familia de Benro. Dichas patas cuentan con cuatro secciones que podemos liberar rápidamente gracias a una ancha y ergonómica tecla de bloqueo giratorio, útil también para que ocupe menos.

Junto a los robustos pies de goma, este trípode dispone de unas puntas o spikes metálicos -guardados en un bolsillo dentro del estuche-. Tras usarlos en terrenos más o menos estables, ambos pies han demostrado una notable eficacia.

¿Trípode o monopie?Benro FTF18A

A pesar de ese compendio de virtudes, la nota más destacable de este trípode es que la pata central, que cuenta con un recubrimiento de gomaespuma para un agarre más firme, puede desmontarse. Basta con desenroscarla de la parte inferior de la base y en unos segundos tenemos en nuestras manos un monopie, con el que podemos trabajar con total seguridad, tanto sin rótula como con la que trae de serie, la B0.

Otra característica importante del Benro FTF18A es la posibilidad de modificar su angulación individualmente –y de manera muy cómoda- hasta en tres posiciones distintas para ajustarlas a las condiciones de disparo. Para ello, simplemente hay que liberar por presión una tecla metálica en la parte superior de cada pata. Gracias a ello, logramos trabajar con el trípode casi a ras de suelo, a una distancia de 20,5 cm. Esta mínima altura es posible porque la columna central no asoma por la parte inferior, entre las patas.

Y aquí llegamos a otra de las características importantes de este modelo: la columna no solo es desmontable, sino que el FTF 18A B0 permite trabajar con o sin ella, modificando así la altura a la que vamos a fotografiar, ya que dispone de dos secciones regulables con el mismo sistema de tecla giratoria que las patas.

El único inconveniente que hemos notado surge cuando acoplamos el trípode plegado al exterior de una mochila, ya que al no poder insertarse la columna entre las patas y sobresalir por encima de ellas, puede llegar a resultar algo incómodo.

Otros detallesBenro FTF18A

En cuanto a la rótula de bola B0, se trata de un modelo que, a pesar de sus pequeñas dimensiones, resulta muy efectiva, rápida y cómoda de manejar. Los mandos cuentan con un recubrimiento de goma que aumenta la seguridad de los ajustes. También permite realizar fácilmente movimientos panorámicos gracias a un control independiente.

La zapata de liberación rápida es compatible con el sistema Arca Swiss, de forma que es posible realizar desplazamientos hacia delante y hacia atrás con la cámara montada sobre ella. Esto resulta muy práctico para efectuar ajustes finos cuando se hace macrofotografía sin tener que desplazar todo el equipo. Además, dispone de un nivel de burbuja que, junto a otro que se encuentra en la base del trípode, sirve de ayuda para la correcta nivelación de la cámara.

Conclusiones

Sin duda alguna, su notable personalización y su comodidad de transporte son las señas de identidad más destacadas de este trípode, pero no debemos dejar de lado que, cuando trabajamos con él, demuestra una buena resistencia y ofrece una gran seguridad para nuestro equipo. En definitiva, el Benro FTF18A B0 nos ha resultado un trípode robusto (soporta hasta 6 kg) y muy interesante para los fotógrafos más viajeros, tanto por su comodidad de uso como por su flexibilidad.

A FAVOREN CONTRA
  • Amplia modularidad.
  • Comodidad de transporte.
  • Robusto y firme.
  • La versión de aluminio resulta algo pesada.

Hay dos kits disponibles:

  • Benro kit trípode FLAT aluminio FTF18AIB0: 239 euros.
  • Benro kit trípode FLAT carbono FTF18CIB0: 399 euros.

Más información en la web de Benro o en la web de Foto Técnica Import, su distribuidor en España.

Texto y fotos JOSÉ LUIS ÁLVAREZ

publicidad

Escribe tus Comentarios