Vacaciones en la playa: consigue las mejores fotos

Vacaciones en la playa: consigue las mejores fotos

Vacaciones en la playa

Realiza fotos como ésta durante tus vacaciones en la playa. Foto: Kwest – Shutterstock

Antes de irnos, hay que tener claro cómo conseguir las mejores fotos de nuestras vacaciones en la playa

Si este verano la playa es tu destino, aprovecha y sácale partido. Hay multitud de posibilidades para combinar con tu rutina de sol y playa. Ya seas de los que disfrutan sus vacaciones en la playa, como de esos que van arrastrados por la familia o amigos, encontrarás una motivación extra si llevas tu cámara contigo y te planteas ciertas metas. Con un poco de planificación y el equipo adecuado puedes evolucionar mucho como fotógrafo y pasártelo realmente bien practicando tu hobby preferido.

Paisajes costeros

Vacaciones en la playa

Foto: B Isnor – Shutterstock

Sin duda, el mayor aliciente de inspiración de la costa es su belleza natural. No desaproveches la ocasión que te brinda una nueva localización para volver con unas cuantas fotos de gran calidad en la tarjeta, rebosantes de creatividad y originalidad. Si la zona escogida es tu lugar habitual de veraneo, aprovecha tu conocimiento y trata de buscar puntos de vista diferentes y alcanzar esos lugares que los turistas no llegan a conocer. Aunque ya tengas la foto, piensa que en la naturaleza las condiciones de luz y atmosféricas son siempre cambiantes y que puedes lograr una foto mejor: busca la perfección. Durante tus vacaciones en la playa, aprovecha también los días encapotados, ya que las nubes favorecen enormemente un bonito cielo.

Escoge el destino

Vacaciones en la playa

Foto: Vibrant Image Studio – Shutterstock

Si eres afortunado de elegir el lugar de vacaciones en función de tus intereses fotográficos entonces te recomendamos que optes por alguna de las apuestas seguras más conocidas: Cabo de Gata, Liencres, Barrika… Si por el contrario has escogido tu destino en función de otras prioridades, una vez que estés allí realiza una búsqueda de las playas y calas que más posibilidades fotográficas te proporcionen.

Recuerda que los emplazamientos orientados hacia el este son muy favorables para fotografiar salidas de sol. En cambio, las situadas al oeste proporcionan grandes oportunidades al atardecer. Si desconoces la orientación exacta de una cala o playa utiliza una brújula para comprobarlo. Incluso los lugares aparentemente poco fotogénicos, como las playas más multitudinarias, ofrecen tomas muy sugerentes si eliges el mejor rincón, escoges bien la hora y evitas los edificios.

En muchas ocasiones, a pocos kilómetros de las zonas más turísticas existen preciosos parques naturales con costas casi inalteradas. Una breve búsqueda en Internet mientras planificas tu viaje resulta de gran ayuda para emplear tu tiempo fotográfico de forma efectiva. Trata de escoger lugares que tengan elementos compositivos con fuerza en primer plano: rocas, una barca, una estrella de mar…, lo que suma interés a las tomas y las dota de mayor belleza. Los faros y esculturas son también motivos fotogénicos.

Mejor al amanecer y al atardecer

Vacaciones en la playa

Foto: Sahani Photography – Shutterstock

Dependiendo del lugar donde disfrutes de tus vacaciones en la playa, se consiguen fotos mágicas disparando al amanecer (recordemos, en los orientados hacia el este) o durante la puesta de sol (en el oeste). Aunque estas horas de luz, cuando el cielo se tiñe de colores violetas, naranjas y rojos, y el mar adquiere también un color especial, son un regalo para tus fotografías de paisaje, sin la técnica adecuada se convierten en un problema debido al excesivo contraste entre el cielo y el primer plano, que solo te permitirá elegir entre un cielo de color intenso y un primer plano a contraluz o, por el contrario, un cielo quemado y el resto de la escena bien expuesta.

Este conflicto se resuelve de una manera sencilla: contando con un par de filtros degradados con los que oscurecer la parte del cielo sin influir sobre el primer término de la composición. La ventaja de utilizar un tiempo de exposición lento (a partir de uno o dos segundos, dependiendo de las condiciones de luz) es que se logra un efecto de agua sedosa en las fotos. Repite la toma varias veces visualizando el histograma y corrigiendo la posición de los filtros y la exposición. Con diferentes disparos capturas también las diferentes formas que dejan las olas en su huida.

Motivos playeros

Vacaciones en la playa

Foto: Frolova Elena – Shutterstock

No solo de paisajes vive el hombre. Si prefieres realizar fotografía deportiva durante tus vacaciones en la playa, infórmate de la fecha de los eventos que tienen lugar en las cercanías de la zona que visites. Si te sientes fotógrafo deportivo, saca tu teleobjetivo a pasear y aprovecha estos eventos o las playas frecuentadas por surfistas para realizar imágenes impactantes. Aunque esta disciplina exige velocidades de obturación muy rápidas, los días soleados juegan a tu favor y permiten utilizar valores ISO muy bajos.

Para fotografiar surfistas hay que ser muy rápido, para ello es mejor utilizar el modo prioridad a la apertura, enfoque continuo, y disparo en ráfaga. Aplica estos mismos criterios para fotografiar gaviotas, unas aves muy agradecidas y localizadas sin excesiva dificultad en zonas costeras. Si vas a retratarlas en pleno vuelo trata de hacerlo con el sol de espaldas de manera que no las captures a contraluz. En zonas rocosas y calas menos concurridas es más sencillo captarlas posadas. Acércate con sigilo y ve plasmándolas a medida que estés más cerca, de forma que, aunque echen a volar mientras te aproximas, ya tengas alguna imagen. También resulta de mucha utilidad complementar un teleobjetivo con un duplicador de focal.

Vacaciones en la playa

Foto: Maria Uspenskaya – Shutterstock

Los retratos con el mar de fondo o desenfocado durante tus vacaciones en la playa son también un gran atractivo fotográfico, para esto sírvete de tu familia o amigos y colócales de frente al sol para lograr el efecto del brillo del flash en los ojos con iluminación natural.

Cuando se trate de tus hijos o tengas permiso para fotografiar niños puedes inmortalizar muy buenos recuerdos de los pequeños jugando en la playa, construyendo castillos en la arena, corriendo hacia el agua… Una buena toma de un perro sacudiéndose el agua o algún macro de flores e insectos de un jardín cercano también mejoran considerablemente tu ocio veraniego.

Texto de Daniel Santos adaptado por Isabel González

Escribe tus Comentarios