Time Lapse: Las claves para conseguir resultados excelentes

Time Lapse: Las claves para conseguir resultados excelentes

publicidad
141Crew_Shutterstock

Con la práctica y mucha paciencia logramos Time Lapse increíbles. Foto: 141Crew_Shutterstock

El Time Lapse es una técnica muy popular. Te traemos las claves para lograr las mejores creaciones

El Time Lapse es una técnica cada vez más habitual entre los fotógrafos que consiste en crear una secuencia en movimiento a velocidad acelerada elaborada a base de un gran número de imágenes estáticas. A continuación, te explicamos cómo puedes hacerlo tú mismo.

Prepara el equipo

Tom Wang_Shutterstock

Tom Wang_Shutterstock

Lo primero que debes saber es que, para realizar Time Lapse, necesitas un trípode estable capaz de aguantar el viento. Piensa que tienes que dejar la cámara fija durante un periodo muy largo y que el encuadre no varía lo más mínimo entre una toma y otra. Otro elemento imprescindible es un intervalómetro con el que fijar el tiempo que transcurre entre una toma y la siguiente, así como el número de disparos y la hora de inicio y finalización de la secuencia de fotos. Algunas réflex lo integran, lo que te ahorrará esta inversión. Otra opción es utilizar un software especializado, como DSLR Remote Pro con el que la cámara se acciona desde el ordenador.

Es recomendable que montes un grip, de manera que aunque el frío o el largo tiempo de encendido agoten la primera batería, la segunda comience a alimentar la cámara inmediatamente. También es útil un filtro de densidad neutra (ND) para conseguir tiempos de exposición más largos y el parasol del objetivo para minimizar los reflejos sobre la lente.

Ajustes de cámara

  • Apaga el estabilizador antes de montar la cámara en el trípode.
  • Si tu cámara dispone de un modo raw de menor calidad es el momento de configurarlo. En caso contrario, dispara en JPEG de aproximadamente 8 MP. Al contrario que en otro tipo de fotografías, en un Time Lapse la calidad de la imagen por encima de estos valores es indiferente, ya que el formato máximo al que exportamos el resultado final es vídeo HD o Full HD. Así, logras un peso de imagen menor y un mayor almacenamiento de disparos en tu tarjeta de memoria.

Compón la escena

  • Semmick Photo_Shutterstock

    Semmick Photo_Shutterstock

    Usa preferiblemente ópticas angulares para reflejar la totalidad de la escena con una mayor perspectiva general.

  • Asegúrate de que los elementos quedan bien encuadrados (nubes, sol, coches, personas…) de manera que entren y salgan de la composición por los lugares que más favorezcan al plano.
  • Considera la dirección del movimiento y aprovéchalo para crear mayor dinamismo. Usa elementos saliendo del plano en diagonal.
  • Recuerda situar los objetos principales preferiblemente en alguno de los cuatro puntos críticos de la toma.
  • Si quieres reflejar el ciclo del sol o de la luna, esmérate en calcular la trayectoria para que permanezca en todo momento dentro del encuadre.

Programa el intervalómetro

Studio 37_Shutterstock

Studio 37_Shutterstock

No existe una forma única para calcular qué intervalo de tiempo debe transcurrir entre un disparo y el siguiente, ni cuánto tiempo debe sucederse entre el primer y el último disparo. Para hallar estos valores hay que estimar la duración de la escena en la realidad y en cuanto tiempo quieres representarla. Cuanto mayor sea el intervalo entre fotografías más se acelera el movimiento. Con la práctica llegas a prescindir de estos cálculos, ya cada vez los tienes más integrados. De momento te damos unas indicaciones para emplear en cada una de estas situaciones:

  • Nubes, tráfico e interior de un coche en circulación: Intervalos de un segundo.
  • Movimiento lento de nubes, puestas y salidas de sol, y luna en el horizonte: Intervalos de dos o tres segundos.
  • Tránsito del sol a través de la escena y reflejar el desplazamiento de las sombras: Intervalos de 15 a 30 segundos.
  • Movimiento de las estrellas: Intervalos de 15 a 60 segundos.
  • Para el crecimiento de plantas, seguimiento de nidos, construcciones requiere de tiempos de intervalo más largos. 

Calcula la exposición

  • En condiciones de luz constante
    • Medición: Lo recomendable es seleccionar el modo de exposición manual, ya que garantiza que todas las tomas tengan una luminosidad similar e influir directamente sobre los parámetros principales.
    • Valor ISO: En la medida de lo posible, programa el valor más bajo de tu cámara, ya que lograrás mayor calidad en tus imágenes.
    • Diafragma: Emplea un valor intermedio, la mejor nitidez suele encontrarse entre f/8 y f/11, el llamado punto dulce del objetivo.
    • Velocidad: Por lo general, es suficiente una tan rápida como para que todo salga congelado en la imagen. Sin embargo, puedes aprovechar el movimiento para dar un toque más creativo a tus Time Lapse. Un tiempo de exposición relativamente bajo cuando hay gente en movimiento consigue un resultado estético.

      Andre Van Der Veen_Shutterstock

      Andre Van Der Veen_Shutterstock

  • En condiciones de luz cambiante
    • Medición: Para fotografiar durante un largo periodo de tiempo donde tengas la certeza de que la posición del sol va a cambiar, escoge el modo de prioridad a la apertura, así garantizas una exposición correcta en todo momento. Este modo produce el denominado parpadeo en el Time Lapse cada vez que reajusta la exposición automáticamente. Se elimina fácilmente con la ayuda de un software especial.
    • Valor ISO: En condiciones muy cambiantes de luz tu principal problema son las velocidades demasiado lentas que, por debajo de 30 segundos, no se activan automáticamente. Si prevés que la noche va a entrar en tu escena usa valores ISO más elevados, donde la calidad de imagen de tu sensor esté asegurada. En caso contrario, apuesta por los valores más bajos.
    • Diafragma: Minimizas el parpadeo con diafragmas cerrados, del orden de f/16.
    • Velocidad: Otra forma de reducir el parpadeo son las velocidades bajas comprendidas entre 1/100 s y 1 s. Para ello, monta un filtro degradado.

Postprocesado y edición

Robert Kneschke_Shutterstock

Robert Kneschke_Shutterstock

Existen varios programas ideados para procesar Time Lapse. No obstante, con uno como Adobe Lightroom este proceso se realiza de una manera rápida, sencilla y efectiva. En primer lugar, selecciona una fotografía y aplícale los ajustes que consideres, después selecciona en lote las demás imágenes y copia sobre ellas esos mismos cambios. A continuación, recorta la imagen cambiando el ratio de proporción de 1:1 a 16:9. En el modo Proyección configura un valor de 0,24 segundos (24 por segundo) en Duración de diapositiva y 0 segundos en Transición. Selecciona todas las fotografías que forman parte del Time Lapse y pulsa Exportar vídeo sobre la Columna izquierda de previsualización.

Texto Daniel Santos 

publicidad

Escribe tus Comentarios