Street Photography: las claves de los retratos

Street Photography: las claves de los retratos

publicidad
Foto: Pablo Cuadra Mendoza

La Street Photography nos devuelve divertidas tomas como esta. Foto: Pablo Cuadra Mendoza

¿Crees que conoces todo lo que debes saber sobre los retratos en Street Photography? Compruébalo en este post

Pablo Cuadra Mendoza. Shutterstock

Foto: Pablo Cuadra Mendoza

Una parte de la Street Photography es la que se toma de personas en espacios públicos de una manera espontánea y directa. Hay que reflexionar sobre estas consideraciones si realmente queremos llegar a entender el género. Si buscamos cumplir con esas premisas, no podemos pararnos a pedir permisos a nuestros personajes, ni a preparar un fondo, y los momentos capturados deben ser realmente imprevistos y sinceros.

Óptica y ambientación

En este terreno, es bueno que recapacitemos sobre las diferencias que pudiéramos establecer entre un retrato callejero y uno común. Los urbanos se toman con ópticas fijas, ya sean de focal normal o gran angular. Por esta razón, resulta tan habitual que se reproduzcan, junto al personaje, un entorno y un ambiente que ayudan al espectador de nuestro trabajo a crearse una pequeña historia mental. Por otra parte, requieren de un momento especial para la captación, algo que tiene que ver con el “momento decisivo” de Cartier Bresson.

El estilo propio

Hay que ser determinantes en un aspecto claro: la forma de entender la Street Photography debe ser individual y adaptada al sentimiento y estilo propio de cada autor, de forma que muchas veces un grado de comunicación sutil entre el personaje y el fotógrafo no invalida la pertenencia de la obra al género que nos ocupa. Dicho en otras palabras, no existe una única forma de realizar Street Photography ni de establecer límites estrictos.

Foto: Kesenia Ragozina_shutterstock

Foto: Kesenia Ragozina_shutterstock

Un retrato improvisado es algo muy sencillo. Por ejemplo, acercarse a un desconocido para fotografiarlo, no es algo para lo que sirvamos todos. Muchas veces es más práctico (al menos en los comienzos) aprender a frecuentar lugares concurridos (festivales, conciertos, calles muy transitadas) para disparar a personajes concretos dentro del bullicio.

Intimidad

El hecho de que muchas personas defiendan su intimidad a ultranza (incluso en sitios públicos, curiosamente, donde existen centenares de videocámaras grabando a los transeúntes), ha hecho que se desate una polémica sobre si es correcto o no que el aficionado a la Street Photography sea visible o invisible a la gente que inmortaliza. Muchos de los especialistas clásicos como Weegee realizaron sus mejores obras con máquinas de placa y flashes de bombilla. Sin embargo, el fotógrafo visible y directo debe estar dispuesto a dialogar con la gente y tener mano izquierda para evitar posibles problemas si estamos convencidos de que no estamos haciendo nada malo ni reñido con la ley.

Texto Benito R. Mallol 

publicidad

Escribe tus Comentarios