Dossier: Todo lo que necesitas saber sobre el puerto USB-C

Dossier: Todo lo que necesitas saber sobre el puerto USB-C

El USB-C lleva ya un tiempo entre nosotros, aunque es en la actualidad cuando su uso se está comenzando a democratizar

Se llama USB pero no se parece a ningún puerto USB que hayas visto hasta la fecha. Por no tener, ni siquiera tiene ese encaje que te obligaba a colocarlo de una única manera cuando querías conectar un disco duro, un móvil o un periférico cualquiera. Te contamos, en sencillos pasos, todo lo que debes saber sobre el puerto USB-C; y te avisamos: pronto será el que más utilices en tu día a día.

¿Qué es?

Es el nuevo estándar de transmisión de datos y electricidad aprobado por el USB Implementers Forum, que es el organismo encargado de desarrollar y certificar los puertos físicos de este estándar en el mundo de la tecnología. En lenguaje llano: se trata del puerto al que vas a conectar tus móviles, tablets, periféricos en general y, seguramente, ordenador portátil durante los próximos años.

¿Sustituye al USB convencional?

No es una sustitución, sino una evolución que aporta un buen número de mejoras. A diferencia de los antiguos USB, se puede conectar sin tener en cuenta su posición y su tasa de transferencia de datos es mayor que la de los USB convencionales. Un dato lo demuestra: puede alcanzar una velocidad de hasta 10 Gbps, aunque esto solo es posible si en origen y destino hay sendas controladoras compatibles.

Shutterstock - conexiones

Shutterstock

¿Qué puedo conectar?

Prácticamente todo. Uno de los protocolos que soporta el USB-C es Thunderbolt 3, que permite el envío de datos y electricidad a través de un mismo cable. En la práctica, esto significa que un solo cable es capaz de alimentar, por ejemplo, un monitor, sin necesidad de que éste se enchufe a la corriente. Las posibilidades son casi infinitas: un ordenador con varios puertos USB-C solo requiere una toma de corriente para alimentar el resto de gadgets que tengas en la mesa de tu despacho.

¿Necesito adaptadores?

Desgraciadamente, es probable que durante un cierto periodo de transición no te quede otra que hacerte con algún que otro adaptador. Aunque no son demasiado caros, hay muchas marcas de telefonía que incluyen adaptadores para evitar un gasto adicional al consumidor.

Escribe tus Comentarios