¿Merecen la pena la PS4 Pro y la PS4 Slim?

¿Merecen la pena la PS4 Pro y la PS4 Slim?

publicidad

Tres años después de lanzar la PS4, PlayStation ha presentado la PS4 Slim y la PS4 Pro con pocas pero importantes novedades

Las nuevas PS4 Pro y Slim han llegado para agitar el avispero entre sus mayores fans, bien por sus características técnicas, o por romper los ciclos habituales de renovación del hardware. Nosotros tenemos las preguntas y las respuestas necesarias para entender qué hay detrás de estos nuevos lanzamientos. ¿Evolución o revolución?

PS4 Slim

PS4 Slim

PS4 Slim, ¿por qué?

No es más que una respuesta a la tradicional exigencia del mercado de revisar el diseño de una consola cuando ésta lleva un tiempo en el mercado. Es un 30% más pequeña, pesa un 25% menos, su consumo energético se ha reducido un 34% y, a buen seguro, el coste de fabricarla es mucho más ‘óptimo’ para Sony. Nada nuevo bajo el Sol. Sustituirá al actual modelo de PS4, lanzado hace menos de tres años, y será más económica.

PS4 Pro, ¿por qué?

La PS4 Pro –antes conocida como Neo– es justamente lo contrario a la filosofía Slim. Comparada con la PS4 genuina, es más voluminosa, pesa más y su consumo energético es mucho mayor. Todo esto tiene una razón: es más potente a nivel gráfico que cualquier otra PS4. En teoría, su rendimiento será mejor en los juegos adaptados para ello y además trae funciones 4K TV con streaming en esta misma resolución. Eso para empezar.

PS4 Pro

PS4 Pro

¿Qué cambia en el hardware?

Internamente, las nuevas consolas brindan diferencias sustanciales en algunos apartados. Entre la PS4 y la PS4 Slim podríamos resaltar la actualización a bluetooth 4.0 y, por fin, conexión WiFi con bandas de 5 GHz. Externamente, los botones de apagado y extraer disco son eso, botones. Se abandona, por tanto, la superficie táctil característica de su versión anterior. Otro punto a destacar es la pérdida del puerto óptico en la Slim, privando a sus usuarios de utilizar equipos de sonido con dicha conexión.

De la PS4 a la PS4 Pro los cambios son más resaltables. En el plano físico, disponemos de tres ‘pisos’ que mantienen la coherencia estética del primer diseño que conocimos. Los botones frontales han cambiado de lugar. Por ejemplo, el botón Power está bajo la ranura del lector de Blu-Ray, a la izquierda, mientras que el de Eject está alejado a la derecha. Por otro lado, cuenta con un puerto USB adicional y un puerto óptico S/PDIF. Pero, sin duda, su principal cambio interno está en la GPU, capaz de alcanzar los 4,20 teraflops (más del doble que las otras PS4) gracias a la última arquitectura Polaris de AMD.

PS4 Slim - PS4 Pro - PS4

PS4 original / PS4 Slim / PS4 Pro

¿Qué tal la experiencia de usuario?

Entre PS4 y PS4 Slim, inapreciable. Pero, ¿en la PS4 Pro? Un potencial rendimiento gráfico como el descrito tiene que traducirse en un cambio sustancial en las imágenes que observemos en nuestro televisor. Por ello, la nueva consola es capaz de generar gráficos 4K (re-escalados, no nativos), es compatible con HDR –mejora de contraste y gama cromática- y soporta vídeo en streaming a 4K. En los juegos, éstos contarán con una tasa de imágenes por segundo superior a la primera PS4.

Aunque no dispongas de un televisor 4K, se podrán ver a 1.080p de resolución y 60 fps aquellos títulos preparados para ello. De hecho, los juegos que aprovechen el hardware de PS4 Pro, llevarán un distintivo en la carátula, como Call Of Duty Infinite Warfare, Mass Effect Andromeda, FIFA 16 o Battlefield 1. Por otro lado, las PS VR, en combinación con la nueva consola, también se benefician del extra de potencia. En teoría, ésta fue una de las razones de existencia de la Pro.

PS4 Pro

PS4 Pro

¿Habrá una brecha generacional?

Sony se ha dedicado en cuerpo y alma a no hacer enfadar a los compradores de la PS4 genuina. Todos los juegos compatibles con la PS4 lo serán en la PS4 Pro y, lo que es más importante, al revés. No habrá juegos exclusivos para la consola más potente. La Pro es compatible con los juegos descargados de la PSN, con los datos guardados en PS4 y las listas de amigos, por citar algunos ejemplos. Puedes traspasar datos de tu antigua PS4 a la PS4 Pro a través de un cable ethernet sin inconvenientes.

Resumiendo, solo si dispones de un televisor 4K –o quieres mayor fluidez de rendimiento-, aprovecharás al máximo lo que la PS4 Pro te pueda proporcionar. Y si no, podrás seguir disfrutando de tu consola PS4 original como hasta ahora. Incluso con PlayStation VR.

PS4 Slim / PS4 original / PS4 Pro

PS4 original / PS4 Slim / PS4 Pro

Gadget opina

La Pro es la mejor PS4 que ha existido hasta el momento, cierto, pero no es mucho mejor que la Xbox One S recientemente lanzada por Microsoft. Como detalle, esta nueva PlayStation, que tiene a la resolución 4K por bandera, no integra Blu-Ray UHD o 4K, algo que la nueva Xbox sí. ¿Por qué? Según Sony, porque se quieren centrar en la experiencia de juego.

Dicen desde la compañía que ya tenemos plataformas como Netflix o YouTube para disfrutar de contenido 4K. Y si entramos en el terreno de los juegos, no nos terminamos de creer que los estudios de desarrollo no aprovechen hasta el último teraflop que pueda dar. Dicho de otro modo, se nos antoja raro que la compañía japonesa –más adelante- no anuncie juegos (VR incluida) y funcionalidades exclusivas para la PS4 Pro.

Como decimos otras veces, solo el tiempo despejará las incógnitas/dudas que rodean este nuevo lanzamiento. De momento, tenemos por delante un nuevo hardware capaz de hacer más cosas y que encaja perfectamente en los planes de Sony de colocar la realidad virtual al alcance de todos. Permaneceremos atentos.

  • PS4 Slim: Desde 299 euros
  • PS4 Pro: Desde 399 euros

Más información en la web de PlayStation.

publicidad

Escribe tus Comentarios