Pentax KP, una réflex de alta sensibilidad

Pentax KP, una réflex de alta sensibilidad

Pentax KPAparte de su “peso pluma”, lo que más destaca de la Pentax KP es su sensibilidad de ISO 819.200

Hace aproximadamente un año que no teníamos noticias de Pentax en lo que al terreno fotográfico se refiere, concretamente desde que lanzara la Pentax K-70. Previamente, han sido varias las Pentax “K” que han ido haciendo su aparición de forma regular en el mercado, sin embargo, todo apunta a que la Pentax KP ha llegado para inaugurar una nueva era, pues es de las pocas cuya K en la denominación va acompañada por otra letra –como las ya lejanas Kx (2009) y Kr (2010)-, y no por una cifra. No obstante, no solo nos valemos de este juego de nombres para determinar que la Pentax KP llega para marcar un antes y un después, sino también de las increíbles prestaciones con las que ha sido equipada.

Potente por dentro y por fuera

Pentax KPEn primer lugar, no podemos pasar por alto su sensor CMOS APS-C de unos más que notables 24,32 MP y sin filtro de paso bajo, ausencia que optimiza la captura de imágenes definidas, con un alto grado de fidelidad a la reproducción real de texturas y gradaciones (también cuenta con un simulador de filtro). Gracias a la combinación con el procesador PRIME IV, la Pentax KP obtiene una efectiva reducción de ruido, así como una gran resolución de imagen y una alta sensibilidad que resuelve a la perfección instantáneas complicadas como, por ejemplo, las escenas nocturnas.

Ambos elementos se albergan en un cuerpo compacto de nuevo diseño, mucho más delgado que los que Pentax ha fabricado hasta el momento. Cuando se combina con cualquiera de las lentes de la firma, el equipo puede llevarse cómodamente a todas partes sin esfuerzo, ya sea a una sesión casual o como compañera de aventuras. Además, está sellada en 67 puntos que la permiten moverse “como pez en el agua” en ambientes de hasta -10ºC, con polvo y suciedad, o con inclemencias meteorológicas.

Alta sensibilidad y estabilidad

Pentax KPLa prestación estrella de la Pentax KP es su alta sensibilidad, que alcanza nada menos que ISO 819.200. Con esta vertiginosa cifra no hay situación complicada de iluminación que se le resista. Otro de los puntos destacados de la Pentax KP es su sistema de estabilización de imagen, gracias al cual se suprimen las imágenes trepidadas y desenfocadas, lo que se traduce en la obtención de instantáneas rebosantes de nitidez. Además, el Estabilizador de Imagen SR II en cinco ejes se acompaña del sistema Pixel Shift Resolution, que captura cuatro imágenes de la misma escena, uniéndolas posteriormente en una sola utilizando un movimiento de sensor con el que se obtiene la información individual del color, con lo que aumenta notablemente la nitidez.

Para la captura de imágenes de sujetos en movimiento, esta DSLR se vale de una velocidad de captura de nada menos que 1/24.000 s llevada a cabo por la excelente combinación del disparador mecánico y el electrónico; de un sistema de 27 puntos AF (25 de ellos en cruz) y del módulo SAFOX 11, para un autoenfoque aún más preciso. También cuenta con conexión Wi-Fi.

Precio 1.299 euros.

Más información en la web de Reflecta, distribuidor de Pentax-Ricoh.

Texto Isabel González

  • Ficha Técnica

    Sensor: CMOS APS-C 23,5x15,6 mm.
    Resolución efectiva: 24,32 MP.
    Procesador: PRIME IV.
    Visor: Pentaprisma. Cobertura 100%. Ampliación 0,95X.
    Pantalla: LCD TFT de 3” y 921 Kp.
    Obturación: De 1/24.000 s a 30 s.
    Estabilizador de imagen: SR II en cinco ejes.
    Sensibilidad: De ISO 100 a ISO 819.200.
    Disparo continuo: 7 fps.
    Flash: Sí. NG 6.
    Formatos imagen fija: JPEG y raw.
    Formato vídeo: MPEG-4 AVC / MOV.
    Conectividad: Wi-Fi.
    Dimensiones: 131,5x101x76 mm.
    Peso: 703 g.

  • Escribe tus Comentarios