¿Sabes cómo limpiar los auriculares correctamente?

¿Sabes cómo limpiar los auriculares correctamente?

publicidad

Limpiar los auriculares en cinco pasos 01Los ‘cascos’ son un gadget de uso masivo para infinidad de usuarios, pero en muchas ocasiones su cuidado deja que desear. Por eso te vamos enseñar a limpiar los auriculares correctamente. Mejorarás la higiene e incluso el sonido.

Es muy posible que formes parte de la legión de usuarios que usan auriculares a diario. Quizás mientras trabajas en la oficina, te desplazas en transporte público o sales a correr los llevas puestos. Aún así, es muy frecuente que la limpieza de este dispositivo en contacto directo y permanente con nuestro cuerpo, no sea la adecuada. Muchos usuarios no saben limpiar los auriculares, y no son conscientes de la cantidad de bacterias que se acumulan en ellos y que pueden llegar a causar infecciones de oído (especialmente si compartes tus auriculares).

Limpiar los auriculares correctamente en 5 pasos

Limpiar los auriculares en cinco pasos 021. Empecemos por lo básico. Antes de nada, desconecta los auriculares de tu teléfono, reproductor mp3, ordenador… Parece algo obvio, pero es frecuente que no se tenga en cuenta.

Limpiar los auriculares en cinco pasos 042. Con agua tibia y un poco de detergente (lavavajillas o jabón de manos, por ejemplo) haz una mezcla en un pequeño cuenco o vaso. La cantidad necesaria para limpiar los auriculares es muy poca.

3. En el caso de que tus auriculares tengan almohadillas o adaptadores de goma para la oreja, retíralos y límpialos a parte. Toda zona que esté en contacto con la piel debe ser limpiada a fondo.

4. Usa la punta de un trapo (un bastoncillo de los oídos o un poco de algodón también puede servir) y mójala en la mezcla de agua jabonosa. Aplica sobre la superficie del auricular o almohadilla y frota. Es mejor que sea muy poca cantidad, para asegurarnos de no dañar nada del aparato. Por supuesto, no hay que sumergir jamás el auricular en agua. Después, es imprescindible secarlo todo a conciencia.

5. Si existen zonas metálicas y detectas polvo o alguna mancha, usa un cepillo de dientes (sin humedecerlo) para retirar los resíduos, usándolo siempre con mucho cuidado.

Por último, la frecuencia ideal para limpiar los auriculares sería después de cada uso, pero somos conscientes del engorro y del tiempo que hay que emplear, así que con que lo hagamos una vez al mes, disfrutaremos de más higiene, e incluso de mejor sonido si hemos acumulado suciedad o polvo. También sería interesante que aprendieras a limpiar el puerto hijack.

publicidad

Escribe tus Comentarios