Fujifilm X-T20, una CSC “rompemoldes”

Fujifilm X-T20, una CSC “rompemoldes”

Fujifilm X-T20

Fujifilm X-T20

La Fujifilm X-T20 es pionera en la familia en contar con destacadas prestaciones como el 4K

La familia “X-T” de Fujifilm, englobada dentro de la gran serie X de la firma, es relativamente joven –se inauguró en 2014 con la Fujifilm X-T1– y pequeña –solo cuenta con 4 miembros-. A lo largo de sus sucesiones ha mantenido la estética retro, la ligereza y, sobre todo, el diseño de diales único que caracteriza a Fujifilm y que la marca instala en todos sus equipos de objetivos intercambiables a modo de distinción. Lo que sí comparte con otras marcas es la nomenclatura que acompaña al nombre de modelo de la cámara y es que cuantas menos cifras lo acompañen, más profesional y avanzado será su uso. Por ello, la Fujifilm X-T20 está destinada al aficionado entusiasta que busca dar un paso más hacia la profesionalidad, pero sin llegar a sumergirse por completo en ella.

Parte trasera de la Fujifilm X-T20Su antecesora más inmediata y cercana es la Fujifilm X-T10 (2015). Aunque su hermana mayor, la Fujifilm X-T2, vio la luz un año después (2016), está pensada para un público más avanzado, por lo que tiene más sentido analizar la evolución de la recién llegada con su ascendente más próxima tecnológicamente hablando.

Son varios los aspectos en los que la Fujifilm X-T20 ha crecido notablemente, algo que valoramos de forma positiva, pues a veces estos cambios se echan de menos en los nuevos lanzamientos. Por un lado, el sensor ha subido un escalón más, habiendo pasado de ser un X-Trans CMOS II a un X-Trans CMOS III, suprimiendo el filtro de paso bajo, y ha pasado de contar con una resolución de 16 MP a 24,3 MP, algo que también ha incidido indirectamente en el procesador –cuanta más resolución más potencia se requiere-.

Este aspecto no ha sido pasado por alto en Fujifilm, por lo que han instalado un X-Processor Pro en lugar del EXR Processor II que montaba la Fujifilm X-T10. La tecnología de procesamiento mejorada del nuevo sensor tiene un mayor control sobre el ruido, por lo que el límite de sensibilidades ha aumentado hasta ISO 12.800, cifra que en la anterior Fujifilm X-T10 solo estaba disponible como opción extendida. En suma, el abanico de mejoras indirectas se amplía hasta un disparo continuo en ráfagas de 14 fps, una puesta en marcha de 0,4 segundos, un retardo del tiempo del obturador de 0,050 s y un intervalo de disparo de 0,25 s.

Sin embargo, si hay algo que llama realmente la atención ha sido el notable aumento de los puntos de enfoque, que han pasado de ser 77 a nada menos que 325 –cambio muy agradecido-. Ahora, los usuarios de la Fujifilm X-T20 podrán desplazar los mismos por toda la escena, multiplicando así sus posibilidades. La lista la completa el aumento de la velocidad de disparo, de 1/4000 s a 1/32.000 s (electrónico).

Posibilidades táctiles

Aparte de las mejoras de su interior, por fuera la Fujifilm X-T20 cuenta con piezas únicas al mismo nivel. Por un lado, la pantalla LCD pone en nuestra mano una gran variedad de posibilidades, desde una multitud de ángulos de toma gracias a su total movilidad, hasta la opción de modificar los parámetros de toma desde el monitor y con un solo toque otorgada por su tecnología capacitiva.

Placa superior de la Fujifilm X-T20

En la Fujifilm X-T20 no podían faltar los característicos diales de la marca.

El LCD utiliza un panel de pantalla táctil capacitiva para facilitar las tomas de ángulo alto tomadas bien por encima de la multitud como a ras del suelo. Para los que lo prefieran, la Fujifilm X-T20 también monta un visor electrónico tipo DSLR de 2,36 MP, con una ampliación de 0,62X y un retardo de solo 0,005 s. El sensor ocular del visor orienta automáticamente la información cuando la cámara se mantiene vertical, algo que no es posible en los modelos con visores ópticos. Todo ello en un cuerpo ligero fabricado en aleación de magnesio.

En la parte superior del cuerpo se instalan los tres diales de aluminio fresado de precisión con los que podemos variar fácilmente la apertura, la velocidad de obturación y las funciones de disparo mientras fotografiamos, y que también han sufrido modificaciones. Ahora, la opción de vídeo se ha agregado al Drive Dial para que el cambio entre modos sea de lo más rápido, así como el dial de compensación de la exposición tiene la posición C para compensación de la exposición hasta ±5 puntos en pasos de 1/3.

Asimismo, la Fujifilm X-T20 también está equipada con una palanca selectora de modo Auto para seleccionar el modo automático SR Auto, opción con la cual la cámara establece los ajustes óptimos para una escena determinada.

Al compás de la tecnología

Acorde con los últimos avances la X-T20 incorpora grabación de vídeo 4K –también Full HD- utilizando los famosos efectos de la serie X de simulación de películas. Además, en su haber cuenta con otras opciones creativas como funciones de filtro avanzadas, exposición múltiple (con la que podemos combinar dos temas separados en una sola foto) o disparador con intervalos Time Lapse.

Asimismo, la cámara puede manejarse de forma remota desde un smartphone o bien enviar fotos al terminal gracias a la conexión Wi-Fi integrada.

Precios

Solo cuerpo: 899 €

Cuerpo + 16-50: 999 €

Cuerpo + 18-55: 1.199 €

Cuerpo + 16-50 + 50-230: 1.199 €

Más información en la web de Fujifilm.

Texto Isabel González

  • Ficha Técnica

    Sensor: CMOS X-Trans III.
    Resolución efectiva: 24,3 MP.
    Procesador: X-Processor Pro.
    Visor: Electrónico. Cobertura 100%. Ampliación 0,62X.
    Pantalla: LCD TFT táctil de 3” y abatible. 1040 Kp.
    Obturación: De 1/32.000 a 30 s.
    Estabilizador de imagen: No.
    Sensibilidad: De ISO 100 a ISO 51.200 (ampl.).
    Disparo continuo: Hasta 14 fps.
    Flash: Sí. NG 5 (ISO 100).
    Formatos imagen fija: JPEG y raw.
    Formato vídeo: MPEG-4, H.264.
    Conectividad: Wi-Fi.
    Dimensiones: 118x83x41 mm.
    Peso: 383 g.

  • Escribe tus Comentarios