Fujifilm X-A10, retratos perfectos con la máxima sencillez

Fujifilm X-A10, retratos perfectos con la máxima sencillez

Fujifilm X-A10

La Fujifilm X-A10 es una fantástica mirrorless de iniciación.

Por sus características, la Fujifilm X-A10 es una de las mejores mirrorless de iniciación del momento

Pertenecer a la serie X de Fujifilm ya le da categoría de por sí. Si a eso le sumamos prestaciones de calidad que facilitan la vida a los más nóveles, obtenemos la Fujifilm X-A10, una de las más destacadas CSC del sector iniciación en objetivos intercambiables.

Fujifilm X-A10La Fujifilm X-A10 o pertenece a la rama “X-A”, dentro de la gran familia “X” de Fujifilm. La mencionada sección, que se inició en 2013 con el aterrizaje de la Fujifilm X-A1, está dirigida especialmente a aquellos intrépidos aficionados que se animan a dar el primer paso hacia el fantástico mundo de las lentes intercambiables. La Fujifilm X-A10 llega para acompañar a sus hermanas mayores, la X-A2 (2015) y la X-A3 (2016). En todas ellas se ha hecho especial énfasis en facilitar el autorretrato gracias a una pantalla abatible que activa prestaciones especialmente destinadas a los selfies, en modos específicos para la captura macro y en la conectividad, bien para manejar la cámara desde el smartphone o bien para compartir fotografías y vídeos.

Centrándonos ya en la benjamina de la familia X, en primer lugar destacamos su pieza principal, el sensor APS-C de 16,3 MP.  Éste ha sido complementado con la tecnología de reproducción de color de la marca -perfeccionada a lo largo de 80 años-, y con el que, gracias a un exhaustivo trabajo con el motor de procesamiento, la Fujifilm X-A10 es capaz de lograr una excelente calidad de imagen. Asimismo, este dúo alcanza elevadas cifras, tanto en sensibilidad (ISO 200-6400, ampliable hasta ISO 25.600), como en disparo electrónico, 1/32.000 s. Todo ello en un cuerpo compacto y ligero de aspecto retro.

La especialidad de la casa

Fujifilm X-A10Tal y como adelantábamos sobre estas líneas, las hermanas “X-A” poseen el común denominador de una pantalla de grandes posibilidades y la consecución de unos retratos profesionales. La Fujifilm X-A10 no podía ser menos y ha sido equipada con un monitor trasero con mecanismo de deslizamiento e inclinación para que la cámara no bloquee la pantalla de cristal líquido ni siquiera cuando se inclina 180º, lo que se traduce en una visibilidad del 100%. Además, cuando se gira hacia arriba, automáticamente se activa la nueva función AF con detección de ojos y que ajusta el enfoque en la mirada de sujeto. Para un resultado aún mejor podemos emplear Retratos mejorados, modo que nos ofrece un color de piel más bonito y natural.

En esta Fuji tampoco faltan los seis modos de simulación de película para dar un original toque creativo a nuestras fotos (PROVIA, ASTIA, VELVIA…), así como los diez filtros avanzados de los que destacan Cámara de juguete, Enfoque suavizado o Color parcial. La conexión Wi-Fi permite transferir fotografías y vídeos tanto a un smartphone, al PC o a una impresora inalámbrica al instante.

Precio cuerpo + 16-50 mm: 549 €

Para más información, visitad la web de Fujifilm.

Texto Isabel González

  • Ficha Técnica

    Sensor: CMOS APS-C 23,6x15,6 mm.
    Resolución efectiva: 16,3 MP.
    Pantalla: LCD táctil y abatible. 3” y 1040 Kp. Cobertura 100%.
    Obturación: De 1/4000 a 30 s. 1/32.000 s (electrónico).
    Sensibilidad: ISO 200-25.600 (ampli.).
    Disparo continuo: 6 fps.
    Flash: Sí.
    Formatos imagen fija: JPEG, raw y JPEG+raw.
    Formato vídeo: MOV.
    Conectividad: Wi-Fi.
    Dimensiones: 116,9x67,4x40,4 mm.
    Peso: 331 g.

  • Escribe tus Comentarios