Fotos navideñas : cómo sacar partido fotográfico a las fiestas

Fotos navideñas : cómo sacar partido fotográfico a las fiestas

SHUTTERSTOCK-INARA PRUSAKOVA

Aprovecha las fiestas para capturar las mejores fotos navideñas. Foto SHUTTERSTOCK-INARA PRUSAKOVA

Estas fiestas ofrecen una gran cantidad de oportunidades para hacer las mejores fotos navideñas

Nuestras fiestas navideñas son excepcionalmente largas y variadas. Repletas de motivos muy fotogénicos, con o sin nieve, esta época cuenta con una variada lista de opciones capaz de motivar al fotógrafo más exigente a sacar su cámara a pasear. Sea cual sea tu disciplina preferida, encontrarás la excusa perfecta para tomarte un descanso entre turrón y mazapanes, y realizar las mejores fotos navideñas. Tanto si tu motivación es evadirte durante un periodo, que no siempre es del gusto de todos, o sorprender a la familia y amigos con grandes instantáneas que reflejen su ilusión, seguro que pasarás grandes momentos haciendo trabajar al obturador.

De compras

SHUTTERSTOCK-SYDA PRODUCTIONS

Las compras son una gran oportunidad para conseguir fantásticas fotos navideñas. Foto SHUTTERSTOCK-SYDA PRODUCTIONS

Uno de los clásicos es la enorme afluencia de gente que acude a los centros comerciales y a las calles más céntricas de la ciudad. Esta es una gran ocasión para practicar el reporterismo y el retrato robado. Los conjuntos de colores y los originales envoltorios llenan tus fotos de viveza. Si visitas las grandes capitales aprovecha las luces y el ambiente de las calles más emblemáticas y plasma al gentío. Si esto no te motiva como para hacerlas protagonistas de tus fotos navideñas, recurre a mayores focales para lograr instantáneas de la vida cotidiana.

Los escaparates de tiendas de juguetes son una de tus mejores bazas. Encuentra un espacio desde donde encuadrar la escena que realmente te interesa y espera a que pasen personas. En este tipo de fotografía la primera toma nunca es la mejor, ten paciencia y dispara varias veces buscando los gestos, posturas y acciones lo más expresivas posibles. Si te resulta violento realizar tomas donde aparezca gente, quédate fijo en un mismo lugar antes de que ellos lleguen, de manera que cuando se crucen en tu encuadre darán por sentado que tu interés no está relacionado con ellos. Verás que una simple salida fotográfica se convierte en tu inicio en el documentalismo.

Los niños

Qué duda cabe que los grandes protagonistas de estas fechas son los más pequeños. Cuando se trata de niños las posibilidades son tan ilimitadas como la paciencia de la que debes hacer gala como fotógrafo. La cabalgata de Reyes, la visita de Santa Claus y los villancicos son algunos ejemplos de estos momentos donde los peques están tan absortos que se olvidan totalmente de la cámara y te regalan momentos espontáneos de ilusión y alegría.

SHUTTERSTOCK-PRESSMASTER

Los más pequeños son los auténticos protagonistas de estas fiestas. Foto SHUTTERSTOCK-PRESSMASTER

Las reuniones familiares favorecen la ocasión de tener varios pequeños juntos e interactuando. Acompáñalos en su habitación de juegos y coloca el punto de vista a su nivel o bien dispara desde arriba para favorecer un mayor efecto óptico a tus fotos navideñas.

Si eres un fotógrafo intrépido, ofrécete en el colegio de tus hijos o los de algún familiar para inmortalizar la visita de los Reyes Magos y retratar a cada niño sobre el regazo de Sus Majestades. Este trabajo se torna extenuante si el encargo consiste en fotografiar a todos los niños de una guardería y, además, si requiere la posterior edición y procesado de cada imagen. Recuerda que, en este caso, debes obtener la atención de tu inquieto modelo para que mire a cámara. Para asegurarte, dispara entre dos o tres fotos por niño. Si la iluminación no es tu fuerte, una técnica muy sencilla y que siempre da resultado es rebotar el flash contra el techo. Si utilizas una óptica muy luminosa, prescinde del flash para conseguir un fondo muy desenfocado. Para esta ocasión, enfoca a los ojos del niño.

Fotos navideñas en la nieve                  

SHUTTERSTOCK-LURIN

La nieve es un recurso estupendo para nuestras fotos navideñas.

El gran icono de la Navidad, junto a los muñecos de nieve, los abetos y los belenes, son los paisajes nevados. Realizar fotos navideñas en la nieve es un reto que no todas las cámaras superan. Algunos equipos menos avanzados presentan problemas de funcionamiento con temperaturas inferiores a los 0ºC y las baterías se descargan rápido con el frío, así que protégelas almacenándolas en un lugar cálido. Incluye árboles en tus composiciones y elementos como puentes o bancos para darle una mayor fuerza. Cuando dispares sobre este inestable terreno recuerda compensar la exposición un punto.

Las fiestas

Los cotillones de Nochevieja son otra excelente oportunidad para realizar fantásticas fotos navideñas. Es importante que veles por la seguridad de tu cámara y no la pierdas de vista. No es recomendable que dejes tu equipo en el ropero, ya que a última hora –por muy organizado que sea el evento- ciertas cosas suelen cambiar de dueño.

En locales cerrados y con poca iluminación estas fotos precisas de un flash. Emplea una unidad externa disparada desde la zapata en TTL y, si quieres reflejar la luz ambiente corrige el balance de blancos y utiliza una velocidad baja de 1/15 s (activa el modo de prioridad a la velocidad). El flash te ayuda a congelar el movimiento, pero si empleas esta velocidad y el movimiento es rápido conseguirás una estela; si no te gusta este efecto renuncia a captar la luz ambiente y a ganar en velocidad de disparo. Aunque todo el mundo está dispuesto a posar en estas celebraciones, trata de captar la espontaneidad en los momentos en los que te hagas invisible.

SHUTTERSTOCK-DASHA PETRENCO

Las fiestas cuentan con numerosos detalles listos para ser inmortalizados. Foto: SHUTTERSTOCK-DASHA PETRENCO

Las fiestas familiares son una excelente oportunidad para conseguir esos modelos que habitualmente no tienes a mano, aprovecha la hora de la preparación de la cena y los momentos libres para montarte un pequeño estudio improvisado. Una tela blanca o negra, grande, opaca, lisa y bien sujeta es un fondo muy recurrente si no dispones de un portafondos. Una vez montado, con un par de flashes externos en modo manual, dos pies para sostenerlos y unos disparadores remotos empieza a desarrollar tu creatividad.

Si tienes la fortuna de pasar tus vacaciones en un pueblo, seguramente encuentres muy buenos ratos en las celebraciones populares. Los reportajes etnográficos y los retratos en blanco y negro son una apuesta segura y muy divertida para realizar fantásticas fotos navideñas.

Texto de Daniel Santos adaptado por Isabel González

Escribe tus Comentarios