El fin del 3D | ¿Por qué no ha triunfado esta tecnología?

El fin del 3D | ¿Por qué no ha triunfado esta tecnología?

publicidad

El fin del 3D TV_02(1)El fin del 3D es un hecho consumado, confirmado por la decisión de Samsung y Philips, dos de los principales fabricantes de televisores del mundo, de no incluir esta tecnología en ninguno de sus modelos de 2016. Estas son las razones del adiós a una tecnología que pareció prometedora en su momento.

En declaraciones a Forbes, portavoces de Samsung y Philips confirmaron lo que ya se sabía desde hace tiempo; el fin del 3D, ya que ninguna de las dos marcas va a incluir esta tecnología en los nuevos modelos de televisores que se van a lanzar en 2016. El recorrido de las tres dimensiones a nivel ‘casero’ ha sido finalmente cortos, y se pueden explicar atendiendo a una serie de razones.

El fin del 3D TV_03(1)Razones para el fin del 3D

Lejos queda ya el furor que provocó Avatar, la espectacular película que ‘tiró’ del 3D y que generó una ola de productos para disfrutar de las imágenes tridimensionales también en el salón de nuestra casa.

El nuevo estándar es el 4K, y el objetivo de los principales fabricantes de televisores es desarrollar sus productos para que reproduzcan contenidos en la mejor resolución posible.

1. Pocos contenidos

Aunque en el cine sigue existiendo un ‘nicho’ para las producciones 3D (ciencia ficción, animación, acción…), la realidad es que nunca ha existido un catálogo realmente potente de contenidos, ni físicos ni online 3D. Es difícil convencer a alguien de las virtudes de una tecnología cuando los proveedores de contenidos audiovisuales no hacen una apuesta decidida por ella. Las cadenas de televisión o los nuevos actores como Netflix, HBO y Amazon nunca se decidieron por grabar y producir en 3D, entre otros motivos por los mayores costes que implica. Hubo muchos televisores, reproductores Blu-Ray y gafas en el mercado, pero muy poco para usarlos.

2. La incomodidad

Los escasos modelos de Ultra 3D (es decir, sin la necesidad de gafas), fueron lanzados con un precio prohibitivo. Así que lo que se impuso fueron las gafas, con la incomodidad que conlleva tener que ponérselas cada vez que se quiera ver un contenido, o el hecho de tener varias unidades en función de los habitantes de la casa. Además, cada fabricante impuso su propio estándar y tecnología, por lo que no había compatibilidad entre marcas.

El fin del 3D TV_04(1)3. Nuevas tecnologías

La apuesta de los principales fabricantes de televisores son las pantallas curvas, incompatibles (al menos por el momento) con el 3D. Además, la llegada del 4K y el HDR ha convertido a este estándar en la gran prioridad para las marcas, que están desarrollando sus pantallas para poder reproducir contenidos con la máxima definición. Y así, estalló la burbuja y llegó el fin del 3D.

publicidad

Escribe tus Comentarios