Citroën C3 GLP: El coche que funciona con gas y hace fotos

Citroën C3 GLP: El coche que funciona con gas y hace fotos

La versión GLP del Citroën C3 puede circular alimentado con gas licuado e integra una cámara que toma fotos y vídeos mientras conduces

El Citroën C3 GLP es una versión prácticamente idéntica al modelo estándar con la única diferencia de que su motor PureTech 82 integra una modificación que le permite funcionar tanto con gasolina como con gas licuado de petróleo (GLP o también llamado autogás); para este segundo fin dispone de un depósito propio que ocupa el compartimento destinado a la rueda de repuesto, con lo que no se pierde espacio de carga en el maletero.

Dado que las emisiones nocivas que genera el autogás son muy bajas (102 g/km), el C3 GLP tiene la calificación ECO de la DGT, detalle importante a efectos de restricciones de circulación o de accesos a ciudades, bonificaciones y aparcamiento en zonas reguladas.

No menos relevante es que el precio de este combustible ronda los 65 cts/litro, con un consumo mixto declarado de 6,3 l/100 km (4,9 l/100 km con gasolina). Según nuestras pruebas, con el depósito de GLP lleno, puedes superar los 350 km de autonomía.

Citroën C3Con cámara integrada

El otro detalle ‘gadget’ impactante de este vehículo es la ConnectedCAM (de la que ya hablamos en su día). Es una cámara integrada debajo del retrovisor interior y dotada de una resolución de 2 Mp HD y un objetivo gran angular de 120o.

La propuesta es que mientras estés a bordo del coche puedas capturar fotos o vídeos (hasta 20 segundos) de lo que ocurre delante de ti y, si quieres, compartirlos en las redes sociales, porque la cámara va emparejada con el sistema de conectividad del coche y, a su vez, con tu móvil.

Al igual que el modelo estándar, el Citroën C3 GLP también cuenta con un GPS para geolocalizar las tomas y una memoria interna de 16 GB. La ConnectedCAM tiene una función alternativa de seguridad: en caso de accidente, graba la escena en un vídeo de 30 segundos antes y 1 minuto después del suceso.

Citroën C3 GLP

Conectividad y ayudas a la conducción

  • Pantalla táctil de 7” integrada en el salpicadero.
  • Radio Bluetooth USB.
  • Navegación online 3D con reconocimiento de voz (tráfico TomTom en tiempo real, precios de combustible, información meteorológica, etc.).
  • Ordenador de a bordo.
  • Mirror Screen (la pantalla de tu smartphone, ‘clonada’ en la del coche).
  • Cámara de visión trasera.
  • Alerta de cambio involuntario de carril.
  • Vigilancia del ángulo muerto.
  • Indicador de descanso recomendado.
  • Mensaje SMS manual o automático de SOS en caso de accidente.
  • Detector de neumáticos poco inflados.
  • Reconocimiento del límite de velocidad.
  • Airbump: Seis cápsulas laterales rellenas de aire protegen las puertas de impactos.

Citroën C3 GLPProbado por Gadget

Al volante del C3 GLP no notas que se trata de un coche que circula con gas. Tú mismo puedes elegir qué carburante quieres que el vehículo utilice con solo pulsar un botón. Si el coche detecta que necesita más tracción por cualquier circunstancia mientras se alimenta con gas, él mismo pone en marcha el modo gasolina para añadir más potencia.

El repostaje de autogás se realiza a través de una válvula de seguridad situada junto al tapón de la gasolina; un proceso sin complicación alguna y que agradecerá tu presupuesto doméstico. En este sentido, cabe señalar un dato: en España, a día de hoy, están operativas 555 estaciones de servicio con autogás y circulan por nuestro país 55.000 vehículos con GLP.

En su faceta de conectividad y ayudas a la conducción, el C3 es uno de los modelos mejor dotados de su categoría. La integración de una cámara en un coche puede parecer baladí, pero es un recurso que terminas valorando muy positivamente por su utilidad y buen funcionamiento, sin olvidar su importante faceta de seguridad en caso de accidente.

El Citroën C3 GLP tiene un precio a partir de 15.000 euros.

Más información en la web de Citroën.

Escribe tus Comentarios