Capas en Photoshop: Apuntes básicos para empezar

Capas en Photoshop: Apuntes básicos para empezar

capas en Photoshop

Sabiendo emplear bien las capas en Photoshop, podemos obtener imágenes como ésta. Foto: Bystrov – Shutterstock. 

Son varias y de gran utilidad. Conoce las capas en Photoshop y comienza a dominar el editor

Cada una de las capas en Photoshop presenta sus propias ventajas y limitaciones. Si deseamos llegar a dominar este terreno, el primer paso es conocer adecuadamente esta tipología, que enumeramos a continuación:

Capa de fondo

Foto: rawpixel.com – Shutterstock

Es la primera capa que aparece automáticamente en la paleta de Photoshop cuando abrimos una imagen que todavía no ha sido editada. En una imagen digital solo puede existir una capa de fondo que no puede moverse ni cambiar su modo de fusión u opacidad, a menos que sea convertida en una capa normal.

Esta capa es especial, ya que contiene todos los datos originales de la imagen. Lo más apropiado es no realizar ninguna modificación en ella, preservándola virgen y manteniendo consecuentemente intactos los datos originales de la imagen. Las modificaciones las haremos en las capas que añadiremos a lo largo del proceso de edición.

Capas de ajuste

Las capas de ajuste nos permiten realizar cambios tonales  a una imagen. Existen dos formas de acceder a ellas: o a través del icono central de la parte inferior de la paleta de capas, o mediante el menú Capa > Nueva capa de ajuste. A partir de ahí, Photoshop presenta 16 posibilidades de elección que oscilan entre las clásicas (Brillo y contraste, Niveles, Curvas, Tono y saturación, Equilibrio de color, Blanco y negro…), hasta otras enfocadas a efectos especiales, como Consulta de colores o Motivo.

Capas de imagen

Una capa en Photoshop de imagen contiene los datos de una imagen. Existen varias formas de crearla:

  1. Arrastrándola desde el mismo fichero raw para añadir una versión más oscura o más clara que la anterior.
  2. Duplicando una capa ya existente.
  3. Arrastrando una capa de imagen de otro documento de Photoshop hacia el que tenemos abierto.

Trabajando con capas de imagen de diferentes luminosidades rescatamos información de áreas de sombra o de altas luces de la fotografía original jugando con los modos de fusión y con la ayuda de las máscaras de capa.

 

Capas vacías

Foto: Jesse 33 – Shutterstock

Una capa vacía no tiene datos de imagen ni de modificaciones tonales o de color. Este tipo de capas pueden crearse o bien haciendo clic con el ratón en el segundo icono por la derecha de la parte inferior de la paleta de capas o bien a través del menú Capa > Nueva > Capa.

Puede parecer paradójico utilizar una capa que está vacía para editar imágenes, pero en realidad resultan muy útiles en muchos tipos de retoque. Por ejemplo, podemos hacer una selección de la imagen de partida, copiarla en el portapapeles y pegarla en una capa vacía que, posteriormente, ajustamos con cualquier tipo de control (Tono y saturación, Niveles, etc.), respetando así la capa de origen.

Capas neutras

Pauline Breijer-Shutterstock

Foto: Pauline Breijer-Shutterstock

Al igual que las capas vacías, las capas neutras no tienen datos de imagen, pero sirven para aclarar u oscurecer zonas de una imagen sin afectar a la capa de imagen original. Para crearlas, recurrimos al menú Capa > Nueva > Capa. En la pantalla emergente cambiamos el modo de fusión a “Superponer” y marcamos la casilla de la opción Rellenar de un color neutro para Superponer (Por ejemplo, 50% de gris). Después de hacer clic en OK tenemos la capa neutra creada.

Con la ayuda de las herramientas Aclarar / Oscurecer actuamos entonces sobre zonas específicas de la imagen para modificar la gama tonal de la misma.

Capas de relleno

Son capas en Photoshop que contienen un color sólido, un degradado o un motivo o patrón de dibujo. Se crean a través del menú Capa > Nueva capa de relleno. En el caso del color sólido, se nos abre una opción para seleccionar el color en cuestión. Estas capas suelen utilizarse para efectos especiales y hay que variar el modo de fusión de normal a otro como Multiplicar o Superponer para conferir una dominante cromática a la imagen. La capa de ajuste de “Filtros de fotografía” puede considerarse una variante de este tipo de capas en Photoshop.

Capas de texto y líneas

Se crean automáticamente cuando hacemos clic sobre las opciones del mismo nombre de la paleta de herramienta de Photoshop, pudiendo variarse tamaños, proporciones, tipos de letras, colores, ubicaciones, etc. Suelen emplearse con fines descriptivos o informativos en imágenes y composiciones.

Hazte con la última versión de Photoshop aquí.

Texto Benito R. Mallol

Escribe tus Comentarios