Artículos de fotografía de segunda mano: lo que debes saber

Artículos de fotografía de segunda mano: lo que debes saber

publicidad
SHUTTERSTOCK-VIOLETKAIPA

Comprar artículos de fotografía de segunda mano no puede tomarse a la ligera: hay que tomar una serie de consideraciones. Foto: SHUTTERSTOCK-VIOLETKAIPA

Tanto si compras como si vendes, debes tener en cuenta esta serie de consideraciones

Recién descubierto, es fácil que el comercio virtual de artículos de fotografía de segunda mano consiga deslumbrarte. Un error común es ceder a la tentación y sucumbir a los bajos precios de modelos de baja calidad o accesorios innecesarios que nunca llegarás a utilizar más de una o dos veces. Por ello, es muy recomendable que tengas presente una hoja de ruta en la que contemples cuál es tu equipo ideal –ajustado a tus posibilidades económicas– y que busques modelos concretos de los que previamente te hayas informado en foros y pruebas realizadas por revistas especializadas. De lo contrario, puedes llegar a sucumbir a la denominada LBA (Lens Buy Addiction o Adicción a la Compra de Objetivos).

Dónde comprar y vender artículos de fotografía de segunda mano

SHUTTERSTOCK-YURI ARCURS

SHUTTERSTOCK-YURI ARCURS

Internet supuso un paso de gigante para este mercado capaz de conectar las necesidades de particulares que venden su propio equipo, tiendas especializadas en este tipo de transacciones, y compradores deseosos de incorporar una nueva pieza a su bolsa fotográfica. Actualmente, encontrarás la mayor oferta a través de estos cauces:

  • Foros de usuarios
    Uno de los mayores sitios de intercambios comerciales de este tipo son los foros específicos de cada marca: Canonistas, Nikonistas, Pentaxeros… Normalmente, para acceder a la sección de mercado de compraventa, tendrás que estar registrado en la web durante un tiempo mínimo determinado y haber participado con un cierto número de mensajes en las conversaciones del foro. Estos requisitos son, en cierto modo, disuasorios para aquellos que se acercan con oscuras intenciones. Muchos fotógrafos la consideran una de las mejores opciones.
  • Webs y revistas
    Algunas webs especializadas tienen su propio mercadillo de artículos de fotografía de segunda mano online, donde las personas registradas ofrecen artículos, y los interesados se ponen directamente en contacto con ellos por teléfono o correo electrónico. Este es el caso de Súper Foto Digital, que todos los meses ofrece las páginas finales a este fin.
  • eBay
    Nos permite no solo localizar artículos de fotografía de segunda mano usados en nuestro país, sino comprar en el extranjero. Como consideraciones generales, debemos tener en cuenta que existen dos modalidades: subasta y Cómpralo Ya. Si eres vendedor, tienes más posibilidades de dar salida a tu artículo en modo subasta, pero el precio inicial nunca debería ser menor al mínimo a que estemos dispuestos a vender, ya que en el momento en que un usuario puje por tu artículo estarás en la obligación de venderlo, sea cual sea el precio final de la subasta. Como comprador debes saber que el precio final es el precio de venta más el coste del envío, la puntuación de votos positivos del vendedor, y el país de origen del artículo.
  • Tiendas físicas
    Son muchas las tiendas físicas donde puedes encontrar material de segunda mano. Presentan la ventaja de ofrecerte un cierto tiempo de garantía, y la posibilidad de ver y probar el material ‘in situ’. Sus precios suelen ser más elevados que las opciones anteriores en las que no existe la figura del intermediario, pero pueden ser una gran opción para los que prefieren la seguridad en sus compras. Dos de las más conocidas son Fotocasión y Casanova Foto.

Minimiza el riesgo

SHUTTERSTOCK-DEKLOFENAK

SHUTTERSTOCK-DEKLOFENAK

Realizar una transacción de artículos de fotografía de segunda mano comprende, indudablemente, un riesgo. Si sigues estos sencillos pasos, maximizarás tus posibilidades de éxito.

  • Entrega en mano: Siempre que ambos residáis en la misma localidad elige la opción de entrega en mano. De ese modo, el comprador ve y prueba el artículo, comprueba que todo funciona correctamente y es tal y como expone el vendedor.
  • Pago y envío: En muchos casos, el artículo que necesitas o el comprador interesado en el que vendes reside lejos de ti. Debe quedar claro quién paga el envío, por defecto, a menos que el vendedor indique lo contrario este gasto se suma en el precio al comprador.
  • Fotografías del producto: No compres nunca nada antes de ver fotos del artículo que ofrece el vendedor. Desconfía de las bonitas imágenes de catálogo publicitario o stock generalista, y pídele al vendedor instantáneas tomadas por él mismo.
  • Pregunta todo lo que necesites: Infórmate si aún tiene garantía, cuántos propietarios ha tenido anteriormente, cuándo lo compró, qué uso ha tenido, si funciona todo a la perfección, el modo de envío… De esta forma, si el artículo resulta ser defectuoso o estar en peor estado del que asegura el vendedor, puede ser motivo de devolución.
  • Conoce bien el modelo: Antes de comprar, asegúrate de que lo que adquieres es exactamente lo que necesitas. Infórmate en Internet de las características y su rendimiento. Si eres vendedor, asegúrate de especificar exactamente el estado cosmético, funcionamiento y pormenores del artículo del modo más neutral y detallado posible.

Cuando compres…

  • Un cuerpo de cámara: Asegúrate de que el sensor esté limpio y en perfecto estado (sin marcas o daño alguno), que todos los automatismos funcionen perfectamente, pregunta el número de disparos, el año de fabricación y si todavía está en garantía.
  • Un objetivo: Debes comprobar que la bayoneta esté en buen estado, que la lente esté impecable sin marcas ni arañazos (ya que de lo contrario podría afectar al resultado de la fotografía), y que esté libre de hongos. Un objetivo suele ser una inversión estable, ya que si la lente es buena, su precio de segunda mano rara vez bajará a lo largo del tiempo, a menos que le sustituya un modelo de mayor calidad.
  • Un flash: Pregunta el número de disparos aproximados y para qué se ha utilizado. Muchos flashes de segunda mano han sido utilizados por profesionales de bodas u otras disciplinas… Supone un problema, ya que tras un uso intensivo continuado la lente comienza a perder potencia.

Texto Daniel Santos 

publicidad

Escribe tus Comentarios