Accesorios fotográficos por disciplina: Conoce los tuyos

Accesorios fotográficos por disciplina: Conoce los tuyos

Accesorios fotográficos

Accesorios fotográficos por disciplina. Foto: SHUTTERSTOCK-PATRICK FOTO

Cada maestrillo tiene su librillo, y cada disciplina, sus accesorios fotográficos. ¿Cuáles son los tuyos?

Cada disciplina fotográfica plantea unas exigencias de equipo diferentes. Antes de realizar tu próxima inversión en accesorios fotográficos, plantéate cuál es el tipo de foto que más sueles practicar y planifica tus compras con criterio.

En fotografía hay tantas especialidades como maneras de capturarlas. Sin embargo, no todo equipo es el ideal para plasmar determinadas escenas. No es lo mismo captar amplios paisajes que insectos a tamaño real. Por ello, desde Super Foto os recomendamos los accesorios fotográficos básicos más adecuados según vuestra disciplina preferida por lo que, a la hora de adquirirlos, ya no os sentiréis perdidos ante tanta variedad. Objetivos, trípodes, filtros, flashes… Todo listo para salir a fotografiar lo que más os guste.

Paisaje

  • accesorios fotográficos

    Foto: SHUTTERSTOCK-CHAMELEONSEYE

    Trípode: Es indispensable, ya que con él podemos seleccionar diafragmas más cerrados –para maximizar la profundidad de campo-, e ISO más bajos con lo que ganas en nitidez, lo que se agradece a la hora de realizar ampliaciones.

  • Filtros degradados, de densidad neutra y polarizador: Un juego de filtros degradados no puede faltar nunca en la mochila de un paisajista, ya que dan paso a realizar fotografías imposibles a ciertas horas del día, como cuando el sol está en su punto más alto, o al amanecer y atardecer, cuando el contraste es excesivo. El filtro de densidad neutra te seleccionar largos tiempos de exposición, imprescindibles para conseguir el agua sedosa de lagos y ríos o las nubes en movimiento. Por otro lado, el filtro polarizador consigue cielos más dramáticos con nubes blancas contrastadas sobre un fondo azul saturado. Igualmente, destaca más los verdes y elimina los reflejos del agua que complican fotografiar el fondo de los estanques.
  • Objetivo angular: Algunos paisajistas clásicos sostienen que la mejor focal para realizar estampas de este tipo se sitúa en un 24 mm Full Frame o un 16 mm en formato APS-C. Lo cierto es que un objetivo más angular, del tipo 12-24 mm, te ayuda a crear grandes composiciones en paisaje y conseguir fotos más audaces con elementos en primer plano.
  • Nivel de burbuja: Puedes comprar uno para acoplarlo a la zapata del flash de tu cámara.

Foto: Photo-Works-Shutterstock

Deporte, fauna y acción

  • Teleobjetivo: Una lente de 300, 400 ó 500 mm capta la acción y logra buenos encuadres de sujetos lejanos. Los objetivos zoom son más económicos y versátiles, pero los fijos suelen ser más luminosos. Si te alcanza el presupuesto, combina una óptica fija con un zoom. Mejor si está estabilizado.
  • Monopié: Muy útil para lograr una mayor estabilidad con tu pesado teleobjetivo sin renunciar a la movilidad. Actualmente existen algunos monopies con forma de bastón de trekking.
  • Cámara formato APS-C: Aunque suele ser más recomendable el formato Full Frame, cuando se trata de fotografiar sujetos lejanos, el factor de multiplicación de las cámaras con menor tamaño de sensor resulta muy útil.
  • Teleconvertidor: Los duplicadores 1,5X o 2X son complementos muy utilizados, especialmente en fotografía de fauna, ya que muchas veces es difícil prever cómo de lejos quedará tu sujeto.
  • Rótula de bola: Este es uno de los accesorios fotográficos avanzados y muy útil si tienes pensado montar tu cámara sobre un trípode porque combina la estabilidad de dicho elemento –mucho mayor que la del monopié- con la libertad de movimiento.

Macrofotografía

  • accesorios fotográficos

    Foto: SHUTTERSTOCK-ANTONIO GUILLEM

    Objetivo macro: Una óptica macro dedicada te acerca mucho al elemento a fotografiar, algunas a tan solo unos milímetros. Es recomendable que el factor de ampliación sea 1:1 mejor que 2:1. Aunque hay objetivos macro desde 50 o 70 mm, es aconsejable disponer de uno que llegue, al menos, a los 90 mm.

  • Flash: Muy útil para rellenar sombras y utilizar los diafragmas más cerrados exigidos por la disciplina en condiciones de luz más escasa.
  • Difusor: Para suavizar el destello del flash. No es necesario que sea muy grande, ya que con que la fuente de luz sea mayor que el sujeto evitamos el reflejo duro que produce brillos y sombras indeseadas.
  • Reflector: Bien colocado iguala la iluminación de nuestra escena y combate las sombras.
  • Trípode: Precisamos uno capaz de abrir mucho las patas para ubicarlo en un punto de vista muy bajo, además de que se le pueda dar la vuelta a la barra central para colocar la cámara prácticamente a ras de suelo.
scyther5-shutterstock

Foto: scyther5-shutterstock

Fotografía nocturna

  • Trípode: Las largas exposiciones hacen imprescindible su utilización. Trata de que sea estable y ligeramente pesado para que el viento no consiga moverlo. Algunos tienen un gancho en la parte inferior en el que anclar un saco relleno de tierra para lograr una mayor estabilidad.
  • Cable disparador / Temporizador: Esencial para disparar en modo bulb, ya que evitas tocar la cámara en cualquier momento de la exposición. Si dispone de temporizador, prográmalo para que corte la exposición automáticamente, de lo contrario hay que cronometrar el tiempo.
  • Objetivo angular luminoso: Las tomas nocturnas, por lo general,  son paisajes, por lo que un angular zoom abarca mayores opciones de encuadre. Si tu objetivo dispone de un diafragma mínimo muy abierto, puedes trabajar con menores tiempos de exposición y fotografiar las estrellas como puntos sin recurrir a sensibilidades excesivamente altas.
  • Linterna frontal: Estos accesorios fotográficos son de gran utilidad debido a que, al disponer de una iluminación frontal, cuentas con una luz de ayuda mientras conservas las manos libres para manipular la cámara.

Fotografía de viaje

  • accesorios fotográficos

    Foto: SHUTTERSTOCK-OLLYY

    Objetivo todoterreno: Uno de los grandes retos de los viajeros es hacer buenas fotos portando un equipo muy escueto y ligero. Los objetivos todoterreno disponen de una calidad equilibrada con su alto rango focal. La desventaja es que no son tan nítidos ni luminosos como los “pata negra”, pero son válidos tanto para paisaje, como fauna, pasando por retrato, todo en una sola lente.

  • Varias tarjetas y baterías: Si eres viajero, es fácil que vayas a pasar algún día en sitios aislados de la civilización, o donde la corriente de luz no esté garantizada. Asegúrate de llevar dos o tres baterías y unas cuantas tarjetas de memoria.
  • Disco duro autoejecutable: Es una opción cara, pero olvidando viajar con el ordenador portátil, es la única existente para realizar,  sobre la marcha, una copia de seguridad de nuestras fotos.
  • Trípode: Trata de conseguir uno ligero y pequeño, pero que se extienda a una altura de, al menos, 1,60 m. Existen algunos con la posibilidad de separar la barra central del cuerpo para plegarlo más y que quepa en el interior de la mochila.
  • Filtro polarizador: Para potenciar la belleza de los paisajes y evitar ciertos reflejos cuando te veas obligado a fotografiar tras un cristal, inclúyelo en tu bolsa.

Retrato 

  • accesorios fotográficos

    Foto: SHUTTERSTOCK-OLESIA BILKEI

    Objetivo fijo: Los mejores objetivos para retrato son los 70, 85, 90 y 135 mm y que cuyo diafragma más abierto sea preferiblemente f/2.8 o inferior para conseguir fondos muy desenfocados.

  • Objetivo zoom: Los zoom del tipo 70-200 mm son accesorios fotográficos muy interesante para retratistas que utilizan cámaras Full Frame.
  • Flashes: Para realizar retratos, es conveniente contar con dos o más fuentes de iluminación strobist (flash electrónico). Lo ideal es que dispongan de función manual con potencias parciales, modo esclavo y TTL.
  • Difusor: Bien puede ser un difusor para flash, ventanas o paraguas sujetos en un pie.
  • Disparador remoto de flash: Acciona los flashes desde fuera de la cámara para realizar diferentes esquemas de luz.
  • Reflector: Plateado, blanco o dorado, muy útiles a la hora de rellenar sombras y aprovechar la luz natural o un flash de estudio.

Texto Daniel Santos

   

Escribe tus Comentarios