10 razones para fijarte en el ZTE Blade S6

10 razones para fijarte en el ZTE Blade S6

publicidad

ZTE acaba de lanzar el Blade S6, un terminal que pretende ser protagonista de la gama media del escenario smartphone actual. A continuación te aportamos 10 razones objetivas por las que, al menos, merece que te fijes en él; y como ya ha pasado por el Gadget Lab, añadimos una serie de argumentos –subjetivos- que justifican nuestro veredicto.

ZTE_blade_s6_4

Fíjate en el Base S6 por…

1.- Presenta una construcción que mezcla el buen acabado con una sensación de robustez general. Sus líneas recuerdan –mucho- a las del triunfador iPhone 6.

2.- Sus 7,7 mm de grosor suponen que el Blade 6 es uno de los terminales más finos del escaparate actual de móviles. 144 x 71 mm son las otras dos dimensiones (alto y ancho), lo que, en función del tamaño de su pantalla, hacen de este ZTE un terminal realmente compacto. Pesa 134 gramos.

3.- Su pantalla es de 5 pulgadas de resolución 1.280 x 720 (HD).

ZTE_blade_s6_a

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Conectividad 4G LTE. Porque si no usas ya este estándar de telecomunicaciones, más pronto que tarde lo harás. En este plano funcional, integra doble ranura para tarjetas SIM, con las ventajas de uso cotidiano que eso conlleva.

5.- Equipa un procesador octa core (ocho núcleos) Snapdragon 615, uno de los chips más modernos de Qualcomm. Se acompaña por 2 GB de RAM y 16 GB de memoria (más MicroSD).

6.- Su cámara trasera, aparte de ofrecer 13 Mp, destaca por ser de origen Sony. La cámara delantera proporciona 5 Mp, muy apropiada por tanto para la fiebre ‘selfie’.

7.- Equipa un sistema de sonido con el estándar Dolby.

8.- La batería es de 2.400 mAh.

9.- Es un terminal Android (con la última versión, Lollipop), pero cuenta con una interfaz propia de ZTE llamada MiFavor 3.0.

10.- Incluye el software Smart Sense. Se trata de un conjunto de controles mediante los que determinados gestos y movimientos ejecutan diferentes funciones. Por ejemplo, un sencillo movimiento de muñeca puede encender la linterna, activar la app de espejo incorporado, tomar una sucesión de fotos o reproducir música, entre otros.

ZTE_blade_s6_2Veredicto Gadget

El ZTE Blade S6 está muy bien acabado y aunque, efectivamente, la carcasa es de plástico, no puedes pedir aleaciones por su precio; pero, sí, su ensamblado está muy cuidado. No cruje aunque lo intentes retorcer (con el ‘yuyu’ que generaría eso).

En cuanto a su rendimiento, equipa el citado chip de Qualcomm que va a ser clave en el resto de terminales de gama media que se lancen a partir de ahora. Su funcionamiento general es ágil, no se traba habitualmente, permite alternar las aplicaciones y ejecutar algunas que precisan gran esfuerzo, con alegría y solvencia. Diferentes test de rendimiento aseguran su supremacía sobre vedettes como el Samsung Galaxy A5 y el Motorola Moto G.

Android de origen, incluye una capa propia de ZTE que es una pizca decepcionante porque apenas permite cambiar unos pocos detalles de diseño. Esperamos que progrese porque ante tanto Android clónico, siempre viene bien un punto de diferenciación.

En el uso cotidiano, y una vez que recuerdas su presencia y uso, la ejecución mediante gestos de determinadas funciones es un gran punto a favor por lo cómodo y rápido que es. Por pedir, que la empresa también progrese en este punto, porque echamos de menos algunas fundamentales.

En ese uso del día a día, aprecias que la pantalla se ve bastante bien, con un brillo abundante y colores naturales. Teniendo en cuenta que ‘sólo’ es HD, las sensaciones son positivas. Por su precio (espera, que al final te lo decimos), no puedes exigir la soberbia contundencia del Galaxy S6.

La cámara trasera es otro de los puntos mejorables (será que Sony se la ha ‘colado’ a ZTE, porque no tiene explicación). Cuando la luminosidad ambiente es adecuada y no te colocas delante del Sol, sin problema, de hecho, las fotos y vídeos son satisfactorios. Pero en escenas de interiores es manifiestamente palpable su falta de precisión, con más ruido que una guardería a la salida del recreo.

Su batería es justa para un usuario estándar, pero injusta para un hard user. Si eres de los que usa su móvil cada 5 minutos, mira otras alternativas.

Como todo en la vida, es necesario analizar el ZTE Blade S6 en función de su precio, que es, en versión libre, de 269 euros. Pues a partir de esta premisa, repasa sus cualidades y seguramente concluirás, como nos ha pasado en Gadget, que el Blade S6 es uno de los terminales más completos de la actualidad smartphone de gama media. A pesar de su intachable trayectoria en lo que se refiere a volúmenes de ventas, de ZTE se espera más, y este Blade puede ser un magnífico punto de partida.

publicidad

Escribe tus Comentarios