MotoArt te hace una mesa con los restos de un Boeing 747

MotoArt te hace una mesa con los restos de un Boeing 747

Cada ejemplar es único, puesto que los artesanos respetan las pequeñas muescas del uso que las piezas puedan tener al acabar su vida útil.

La compañía californiana MotoArt se ha destacado desde sus orígenes por dar una segunda vida a los componentes de aviones comerciales. Ha transformado turbinas, ruedas y alas en mesas, asientos, mostradores y hasta camas. En esta ocasión, ha transformado el motor del Boeing 747 en una ingeniosa mesa de reuniones para entre doce y quince personas, con iluminación LED y todo tipo de conexiones: tomas de corriente, puertos USB…

La primera mesa 747 Jumbo Jet fue lanzada en 2012 y, desde entonces, ha experimentado notables mejorías. Al tradicional satinado del desgaste original se le han incorporado materiales nobles como bambú, caoba o roble, así como una mejorada superficie de vidrio templado con un grosor que viene de serie en media pulgada, aunque es posible solicitar medidas a la carta.

El resultado de más de 5.000 horas de trabajo es casi una obra de arte más propia de un museo que de una sala de reuniones. Al ser un producto que se diseña a la carta con los requerimientos de cada cliente, la compañía solo facilita el precio previa reserva. Sí, es así de exclusiva…

Déjanos tus Comentarios