Grundig 4K VLX 7860: lo probamos a fondo

Grundig 4K VLX 7860: lo probamos a fondo

Grundig sacude el sector de los Smart TV con dos modelos 4K y mando a distancia con botón NETFLIX incorporado.

Grundig ha dado un golpe sobre la mesa. Tras varias semanas de uso intensivo, podemos decir sin miedo que estamos ante uno de los televisores 4K más completos del momento: calidad de imagen y sonido contundente, un diseño estilizadísimo que nos ha enamorado y un sinfín de extras que la convierten en la televisión inteligente del momento.

Entra por los ojos

Es casi una norma no escrita que cuanto más fino sea el borde, más estilizado será el diseño del televisor. Grundig se aferra a esta máxima para ofrecer no solo uno de los marcos más finos del mercado, sino uno de los más bonitos. Sus aristas pulidas hacen que su visión lateral sea una maravilla -y más en tonos plata, nos han encantado-.

Una de sus funciones más destacadas es la inclusión del botón Netflix, que otorga acceso directo a dicha plataforma VOD.

Pero, si por algo destaca nada más verla, es por los soportes de sujeción. Lejos de las insípidas plataformas rectangulares, Grundig no ha escatimado en recursos para ofrecer un sistema que aúna un diseño vanguardista con la mayor de las comodidades: al ofrecer un soporte múltiple lateral, el monitor goza de mayor estabilidad que si situamos una sola base de fijación en el centro, evitando sustos ante caídas, tropiezos… o terremotos. Nunca se sabe , oye.

Rápida como las balas

Una Smart TV es, de por sí, un centro de entretenimiento que destaca por su rápida respuesta a la hora de abrir y ejecutar aplicaciones y contenidos procedentes de diversas plataformas de streaming y canales de televisión. Sin embargo, la inclusión de la plataforma Ultralogic 4K hace que todo fluya todavía más rápido y de manera más eficiente.

Esto hace posible un manejo fluido de la interfaz múltiple Smart [email protected] 4.0 Plus, que junto con la posibilidad de retransmitir en directo nuestros contenidos y subirlos a la red mediante la función Live Share -todo gracias al buen hacer del procesador Quad Core, que da la talla y con nota-, hace de este monitor el núcleo central del entretenimiento doméstico al acaparar todas las posibilidades que éste ofrece.

Y para los videojuegos, ¿qué?

Si eres un jugón -o ‘gamer’, que suena más profesional- y lo tuyo son las partidas a la consola, estás de enhorabuena. Su tecnología HDR incluida funciona especialmente bien en las consolas de la actual generación -nuestra prueba con la PS4 Pro ha dado unos resultados envidiables, aunque saca los colores a la máquina de Sony cuando ponemos una Xbox One X a su lado-, y nos atreveríamos a decir que es una apuesta segura de cara a las videoconsolas del futuro, que centrarán su portento técnico en las 4K y la optimización del HDR.

Conectividad total

Buena prueba de su intención de convertirse en el centro del entretenimiento en casa es la inclusión de un total de 3 puertos HDMI y 2 USB. En algunos momentos reconocemos que hemos echado en falta alguno más, máxime cuando monitores Full HD de varias generaciones atrás llegaron a incluir hasta 4 puertos HDMI y otros tantos USB.

No obstante, queremos creer que no es tanto un paso atrás como una intención de afianzar las plataformas digitales de contenidos. Ya pocos se compran un reproductor de Blu-Ray, ahora la gente se suscribe a Netflix. Lo mismo ocurre con la música y Stadia ha marcado ese mismo camino en los videojuegos, por lo que es un gesto que tiene mucho sentido en el panorama tecnológico actual.

El mando presume de ergonomía y ligereza. La disposición de los botones es intuitiva, aunque nosotros hubiéramos puesto más arriba el botón de Netflix. Lo pulsarás mucho…

Una apuesta segura

En definitiva, este Grundig 4K VLX 7860 nos ha dejado con un gran sabor de boca. La calidad de imagen es indiscutible, el sonido es realmente bueno -desde Revista Gadget seguimos haciendo hincapié en la diferencia que supone hacerse con una barra de sonido para suplir las carencias de los cada vez más finos monitores nuevos- para un monitor de estas dimensiones –mide 112 x 65 x 9 cm– y opciones como el ergonómico mando a distancia, la inclusión del Botón Netflix para acceder directamente a la plataforma de contenidos VOD, la posibilidad de retransmitir en directo nuestros contenidos multimedia y la velocidad de su nueva interfaz le hacen ganar enteros y desmarcarse de los que eran, hasta ahora, los referentes en el sector. Una apuesta segura para quien guste de disfrutar del cine en casa y de sesiones de ‘gaming’ en todo su esplendor.

Déjanos tus Comentarios