Tech Tats, el próximo wearable va grabado en tu piel

Tech Tats, el próximo wearable va grabado en tu piel

publicidad

La tecnología wearable sigue avanzando en busca de integrar todo tipo de funcionalidades en dispositivos o prendas que solemos usar y a los que se ha dotado de conectividad e inteligencia. La tendencia que asoma en el horizonte va mucho más allá con tect tats, o tatuajes con tecnología incorporada que absolutamente siempre llevaremos encima.

¿Te imaginas cambiar de canal con apretar un punto concreto de tu muñeca, o encender la calefacción con dar dos pisotones con tu pie derecho? Con los tech tats, este tipo de acciones están más cerca de ser reales, aunque parezca algo reservado exclusivamente para la ciencia ficción. La llegada de esta tecnología ofrece un amplísimo catálogo de posibilidades, tanto de monitorización de nuestras funciones corporales, como de control de todo tipo de dispositivos con integración total en nuestro cuerpo de los mandos. La era de los smartwatches o las pulseras de actividad puede quedar atrás muy pronto.

¿Qué son los tech tats?

Mediante tinta eléctrica y un chip, los tech tats se conectan al cuerpo y pueden ofrecer información muy relevante en aspectos como ritmo cardiaco, distintos niveles de sustancias en la sangre o actividad muscular. Las aplicaciones en cuanto a salud son las más evidentes. Con una monitorización constante, el tatuaje nos puede enviar alertas a nuestro dispositivo móvil con aquello que necesitamos o adelantándose a posibles contratiempos médicos. El otro campo más obvio es el de la identificación. Si cada persona lleva un tatuaje con sus datos personales implantado, será muy simple corroborar que se trata de ese individuo en cuestión. Muy útil para pagar por objetos o servicios sin necesidad de llevar encima una tarjeta, dinero en efectivo u otro dispositivo alternativo.

Tect Tats 02Esta tecnología se encuentra aún en su fase de desarrollo, pero son varias las grandes multinacionales (Motorola, por ejemplo) que se han interesado mucho por trabajar para comercializarla en un futuro muy próximo. Quién sabe si dentro de poco ni siquiera necesitaremos llevar encima un reloj o un móvil para tener acceso a las mismas funciones.

publicidad

Escribe tus Comentarios