Samsung The Wall: Un televisor a caballo entre Lego y Tetris

Samsung The Wall: Un televisor a caballo entre Lego y Tetris

El primer The Wall que ha mostrado Samsung tiene 146″ de diagonal, pero podría ser de 200, de 300 ó de 27, según el número de piezas

Samsung The Wall

Momento de la presentación de The Wall (mes de enero en Las Vegas)

Samsung The Wall es un televisor modular: se compone de piezas de unos 15 x 20 cm que, ensambladas unas en otras, pueden configurar un panel con la medida y forma que quieras.

Además, es el primero basado en MicroLED, una nueva tecnología autoemisora de luz que genera una espectacular calidad de imagen con un consumo energético muy comedido.

Como hemos comentado, su tamaño depende del número de módulos que contenga el panel; dichas piezas son montables y desmontables, van encajadas unas en otras de manera que los perfiles de los bloques no existen y las juntas entre ellos son invisibles. Eso sí, a la hora de conformar The Wall hay que tener en cuenta el formato de imagen (16:9 ó 21:9) para evitar en lo posible inútiles franjas negras.

Visto desde otro punto de vista, es posible diseñar esta tele-mural con la forma que quieras y reproducir diversos contenidos a la vez en distintas zonas. En ningún caso se perjudica la calidad de la imagen.

Se venderá seguro

El Samsung The Wall es una realidad, y algunos afortunados ya han podido observar que reproduce los contenidos de manera espectacular. Esto significa que es un producto casi terminado al 100% y, aunque la compañía prefiere no hablar de fechas ni de plazos (ni medios ni largos) sí que ha prometido su comercialización.

El principal motivo del retraso en su puesta en circulación es, como toda nueva tecnología, el precio de su producción actual: The Wall de 146 pulgadas podría costar hoy en torno a los 600.000 euros. Afortunadamente, los costes de producción descienden a una velocidad de vértigo. Basta con recordar que cuando empezó a hablarse de 4K, hace casi dos décadas, un panel de 60 pulgadas podía rondar ese precio.

Samsung The Wall

Características destacadas

  • Nano LEDs

La tecnología MicroLED integra una serie de autoemisores de luz de tamaño micrométrico (µm). En otras palabras, son LEDs físicamente mucho más pequeños que los actuales y, además, producen luz por sí mismos. Por tanto, no necesitan un emisor de luz trasero.

  • Sin filtros de color

Una de las ventajas de la tecnología MicroLED es que elimina la necesidad de emplear filtros de color o paneles de retroiluminación.

  • Negros muy negros

Se puede decir que MicroLED es una evolución súper optimizada del estándar LED con aptitudes propias de los paneles OLED, ya que ofrece unos negros súper intensos y unos tonos espectacularmente brillantes.

  • Samsung The Wall

    Primer plano de uno de los bloques o placas que conforman The Wall

    Resistente

Las pantallas MicroLED también destacan en cuanto a durabilidad y eficacia. Proporcionan una excelente eficiencia lumínica y una extensa vida útil de la fuente de luz.

  • Consumo

El consumo de energía es también una de las virtudes de esta nueva tecnología de reproducción de contenidos.

  • Sin bisel ni uniones

Los módulos encajan entre sí de manera tan perfecta que no se aprecian las juntas. También carecen de perfiles o marcos.

Más información en la web de Samsung.

Escribe tus Comentarios

Leave a Reply