Jaguar E-Type Concept Zero: ¿Un clásico con motor eléctrico?

Jaguar E-Type Concept Zero: ¿Un clásico con motor eléctrico?

Basado en el Jaguar E-Type Roadster de 1968, el Concept Zero incluye un motor eléctrico que le permite pasar de 0 a 100 km/h en solo 5,5 segundos

Desde su salida al mercado en 1961, el E-Type ha sido elegido en múltiples ocasiones como el vehículo más bonito de todos los tiempos. Incluso Enzo Ferrari lo definió como “el vehí­culo más hermoso de la historia”. Ahora, en el marco del Jaguar Land Rover Tech Fest, Jaguar Land Rover Classic ha presentado un E-Type con un motor totalmente eléctrico.

El vehí­culo, denominado Concept Zero, se ha restaurado y modificado en el centro Jaguar Land Rover Classic Works de Coventry, no muy lejos de donde se creó el E-Type original.

Tim Hannig, Director de Jaguar Land Rover Classic, comentó: “El Concept Zero mezcla la famosa experiencia dinámica del E-Type con el rendimiento mejorado por la electrificación. Esta combinación única genera una sensación de conducción impresionante. El objetivo del Concept Zero es demostrar que seguirá siendo posible conducir clásicos en el futuro“.

Jaguar E-Type Concept Zero

Una evolución del E-Type

Con un aspecto idéntico al original, el Jaguar E-Type Concept Zero ofrece la misma maniobrabilidad que un E-Type, pero es más rápido, ya que pasa de 0 a 100 km/h en solo 5,5 segundos, casi un segundo menos que el E-Type Serie 1. Según explica Tim Hannig: “Hemos limitado la potencia del vehículo para combinar sin problemas el nuevo motor eléctrico del E-Type Concept Zero con la configuración dinámica que caracteriza al E-Type original”.

Jaguar E-Type Concept ZeroEl E-Type Concept Zero tiene una autonomí­a real de 270 km gracias a su reducido peso y buena aerodinámica. Usa una baterí­a de 40 kWh, que puede recargarse en casa durante la noche (normalmente tarda en recargarse de seis a siete horas, en función de la fuente de alimentación).

Concretamente, el Concept Zero expuesto en el Tech Fest es un Roadster Serie 1.5 restaurado, con unas especificaciones totalmente fieles al modelo original. Las únicas variaciones las encontramos en la introducción de un motor del siglo XXI y en los cambios en el panel de instrumentos y el salpicadero (aunque el diseño de estos elementos también se inspira en el primer E-Type). Además, se han utilizado faros LED para conseguir una mayor eficiencia energética; eso sí, manteniendo el mismo diseño.

Motor eléctrico a medida

El motor eléctrico (de 220 kW) se ha diseñado especialmente para el E-Type Concept Zero, tomando prestados algunos de los componentes y tecnología del próximo modelo I-PACE, el primer vehículo totalmente eléctrico de producción en serie de Jaguar Land Rover.

La batería de iones de litio de este motor tiene las mismas dimensiones y un peso similar al propulsor XK de seis cilindros que incorporaba el primer E-Type para poder encajarlo exactamente en el mismo lugar. Fabricado entre 1949 y 1992, el mencionado motor XK estuvo presente en casi todos los modelos de ese periodo (como el E-Type, el XK120, el MK2 y el XJ6), por lo que es posible utilizar el nuevo motor eléctrico en cualquiera de ellos. La propia compañía afirma que podrían “usar esta tecnología para transformar cualquier Jaguar clásico con motor XK”.

Jaguar E-Type Concept ZeroY viceversa. Tim Hannig explica que han integrado “el nuevo motor eléctrico en la estructura existente del E-Type, de forma que podrá reinstalarse un motor tradicional en cualquier momento. Pensamos que era algo esencial, ya que garantiza que un Jaguar de época conserve su auténtico ADN”.

El motor eléctrico y el engranaje reductor están justo detrás de la batería, en el mismo sitio que la caja de cambios del E-Type. Al usar un motor eléctrico con un peso y unas dimensiones similares al motor de gasolina y la transmisión anteriores, no cambia la estructura del vehículo, incluidos los frenos y la suspensión, por lo que se simplifica la modificación y la homologación.

Además, Jaguar asegura que la experiencia, la maniobrabilidad, la conducción y el frenado son idénticos a los del original. Y aunque este modelo pesa 46 kilos menos, la distribución de peso delantero y trasero es la misma que la del E-Type clásico.

Más información en la web de Jaguar.

Escribe tus Comentarios