Iveco Vision: El transporte del futuro

Iveco Vision: El transporte del futuro

publicidad

Iveco-Vision-3 Iveco Vision es un innovador vehículo laboratorio dotado de numerosas ayudas a la conducción, mejoras de productividad y seguridad y tracciones alternativas para conseguir un transporte con el mínimo impacto medioambiental.

Dentro de su proceso constante de investigación sobre nuevas soluciones tecnológicas, Iveco, marca de CNH Industrial, ha creado Iveco Vision, un concept vehicle o ‘vehículo laboratorio’ que adelanta cómo serán los comerciales ligeros del futuro. Vision marca la hoja de ruta de Iveco en innovaciones de ayudas y apoyos a la conducción, mejoras de productividad, seguridad y desarrollo de tracciones alternativas para conseguir una movilidad y un transporte con el mínimo impacto medioambiental.

El proyecto Iveco Vision es el resultado de la colaboración con socios como Bosch, Dainese, Brembo, Streparava, Arcelor Mittal, CRF, Denso, FPT, Sol, Trucklite, Xperion o ZF. También han participado Comftech, Essence o ST Microelectronics. Fue desvelado en el último Salón de Hannover, la cita europea más importante para los vehículos industriales, y se presentó durante el GP de F1 que se celebró el pasado 15 de marzo en Melbourne.

Movilidad en proceso de transformación

El aumento de los envíos a domicilio está generando un nuevo modelo logístico basado en la combinación entre los grandes camiones y las furgonetas de reparto. Iveco Vision es un concepto de vehículo de reparto creado para satisfacer las necesidades de este escenario en constante evolución, aunque algunos de sus equipamientos, como la tracción múltiple y la gestión de la energía en tiempo real, ya han sido introducidos en las actuales gamas de modelos de la marca.

El transporte del futuro tendrá que respetar el medio ambiente pero, al mismo, tiempo deberá proporcionar a los profesionales soluciones de negocio eficaces y flexibles. Por eso, Iveco Vision tiene en cuenta los diferentes factores que influyen en el desarrollo del transporte: la congestión en las ciudades, la contaminación, los límites de emisiones o las restricciones a la circulación, pero también el coste de los combustibles y los problemas operativos.

La suma de todos ellos crea un sistema complejo, cuyas consecuencias son difíciles de analizar y de abordar a medio plazo. Teniendo en cuenta la complejidad de este entorno, Iveco ha realizado un enfoque totalmente nuevo que supone pasar de un ‘vehículo de reparto’ a una ‘plataforma móvil de distribución’, diseñada con una atención especial a los costes totales de explotación (TCO).

¿Eléctrico o híbrido?

Iveco Vision es una evolución de la tecnología Dual Energy, presentada en el Salón IAA de Hannover de 2012, que permite utilizar dos tipos de tracción, una exclusivamente eléctrica, que garantiza cero emisiones y bajas emisiones acústicas, y otra híbrida (termoeléctrica), lo que permite una reducción del consumo y de las emisiones de CO2 de hasta un 25%.

Iveco ha rediseñado el chasis, la carrocería, los interiores y la interfaz del conductor como una evolución natural del proyecto Dual Energy. El resultado es un concepto de vehículo comercial que adopta la arquitectura Dual Energy para optar entre una tracción totalmente eléctrica o híbrida, en función del recorrido que esté realizando el vehículo:

  • El modo eléctrico permite una movilidad sin restricciones y sin emisiones en las áreas metropolitanas.
  • El modo híbrido mejora la velocidad y la autonomía en las rutas interurbanas.

Además, la arquitectura modular de los comerciales ligeros de Iveco, que se basa en un chasis de acero de alta resistencia, garantiza una fácil integración de diferentes transmisiones y componentes. También asegura una versatilidad total para adaptar el Iveco Vision a diferentes carrocerías y usos, como furgón, chasis cabina, autocaravana, minibús o versiones especiales.

Más que una herramienta de trabajo

Iveco Vision se ha construido por y para el conductor. Desde la ergonomía a la visibilidad, pasando por el equipamiento de alta tecnología y el confort de conducción, todo está concebido para mejorar la seguridad y las prestaciones.

La visibilidad está potenciada por amplias superficies acristaladas, montantes anteriores transparentes y un techo, también transparente, sobre el que se sitúan paneles fotovoltaicos. Una cámara posterior y dos laterales sustituyen a los espejos retrovisores. Las imágenes que recogen estos sensores ópticos se muestran al conductor en una pantalla situada en la parte delantera superior del habitáculo y garantizan una completa visión de la zona posterior del vehículo y de su entorno.

Iveco-Vision

La puerta lateral corredera del Iveco Vision permite el acceso al puesto de conducción y a la zona de carga en un habitáculo sin paredes divisorias. De este modo, se agiliza la manipulación de las mercancías y se mejora la ergonomía del trabajo. La parte inferior del portón trasero se transforma en una plataforma para facilitar la entrada y salida de la zona de carga. Las paredes interiores incluyen estantes adicionales, que ayudan a almacenar los paquetes y objetos de pequeño tamaño.

Por su parte, un sistema de gestión de la carga por sensores permite identificar los paquetes para colocarlos de la forma más adecuada en el interior del vehículo. También se pueden incorporar otros dispositivos de sujeción, como unas bolsas hinchables y flexibles que protegen las mercancías frágiles e impiden que se muevan. Estos sistemas protegen las mercancías de posibles daños, optimizan la gestión del espacio y hacen que las operaciones de carga y descarga sean más rápidas, mejorando la seguridad al reducir los movimientos del operario al borde de la vía.

Las piezas de la carrocería del Iveco Vision han sido modeladas para lograr una arquitectura de alta eficiencia, que permite un óptimo equilibrio entre aerodinámica e intercambio térmico. El diseño exterior y la ausencia de espejos reducen la resistencia del vehículo, además de optimizar el flujo del aire bajo el suelo, realizado con paneles planos que funcionan también como intercambiadores de calor, contribuyendo a mejorar la gestión térmica del vehículo.

Iveco-Vision-4

Gestión inteligente de la energía

El concept Iveco Vision ha sido diseñado con el fin de lograr una gestión energética optimizada a 360º. Para reducir la masa, mejorar la capacidad de carga y la dinámica del vehículo, el chasis y la carrocería se han construido con materiales ligeros y de alto rendimiento. De esta forma, la masa total del vehículo es hasta un 30% inferior a la de un comercial estándar, lo que consigue una significativa reducción del consumo y de las emisiones de CO2. Para ello, se han utilizado aceros avanzados de alta resistencia y componentes de plástico reforzados, para lograr la máxima capacidad de carga y la mayor reducción del peso.

Además, el comportamiento del Iveco Vision se adapta, en tiempo real, a las condiciones de la vía, la carga, la velocidad y el trabajo que está realizando. El GPS, la cartografía y los sensores del vehículo monitorizan continuamente la información crítica (obtenida tanto internamente como vía web) para que el sistema procese los datos y adapte automáticamente el vehículo a las condiciones. Para ello, Vision está equipado con diferentes sistemas que ayudan también a reducir el consumo:

  • Techo fotovoltaico: Permite acumular energía y ayuda al ahorro global.
  • TPMS adaptativo: Ajusta automáticamente la presión de los neumáticos en función del volumen de carga y de la velocidad para lograr un rendimiento óptimo de los neumáticos, lo que mejora la seguridad y reduce el consumo de combustible en cualquier situación.
  • E-Horizon: Permite gestionar el modo de conducción gracias a un sistema GPS que ayuda a optimizar el rendimiento y el consumo según el tipo de carretera, la topografía y las condiciones del tráfico.
  • Luces adaptativas: Los faros de led se encienden y aumentan su intensidad en
    función de las condiciones exteriores para reforzar la seguridad y reducir los costes operativos.

Iveco-Vision-2

Comunicación hombre-máquina

Para simplificar el uso del vehículo, los ingenieros de Iveco han desarrollado una interfaz similar a la que encontramos en productos de electrónica de consumo. Todas las informaciones esenciales, como los datos del vehículo y de la carga, los de la navegación y del tráfico, se muestran en un tablet extraíble situado en el salpicadero. Con un simple gesto sobre la pantalla táctil, es posible modificar instantáneamente el tipo de información.

El Iveco Vision también monitoriza al conductor, a través de sensores en el volante, para detectar síntomas de cansancio o pérdida de atención, con el fin de reducir los factores de riesgo. Entre su innovador (y tecnológico) equipamiento de seguridad, destaca:

  • Adaptative Cruise Control: Un sistema de cámaras y radares analizan y mantienen la velocidad establecida por el conductor y controlan la distancia de seguridad durante la conducción.
  • Asistente de cambio de carril: El sistema controla con radares los dos puntos muertos de visión trasera durante el cambio de carril y avisa al conductor en caso de existir un obstáculo potencial. En situaciones de peligro puede variar el rumbo para evitar posibles colisiones.
  • Detección de objetos y peatones: El sistema reconoce peatones y objetos, como vehículos o cualquier otro obstáculo, a través de imágenes digitales, y alerta al conductor en caso de peligro potencial.
  • Alerta de cambio de carril: Avisa al conductor cuando el vehículo cambia de carril sin activar el intermitente, para prevenir así posibles despistes.
  • Sistema de freno de emergencia adaptativo: Gestiona directamente la acción del freno, en función de la distancia con el vehículo precedente, para reducir la velocidad y mantener la distancia de seguridad o realizar una frenada a fondo en caso de una potencial colisión.
  • Reconocimiento de señales: Detecta e identifica las señales de tráfico de la carretera.

Más información en www.iveco.com

publicidad

Escribe tus Comentarios