¿Qué es el 4DX? La tecnología de Batman V Superman

¿Qué es el 4DX? La tecnología de Batman V Superman

publicidad

El próximo día 23 se estrena en todo el mundo la esperada película Batman V Superman. Más allá del interés que hay por el ‘crossover’ entre dos de los superhéroes más legendarios, la peli llama la atención porque estará disponible en 4DX, un sistema de inmersión total para los cinco sentidos.

Lamentablemente, en España no existen salas habilitadas para poder disfrutar de películas en el formato 4DX, creado en Corea del Sur hace siete años, con la intención de conseguir una inmersión total del espectador en la película.

Con el 4DX se puede ver, escuchar, oler, sentir el movimiento y casi saborear cada escena de las películas desde la butaca.

4DX 02(1)

Así es el 4DX

Lo que pretende la tecnología 4DX es conseguir que nos sintamos dentro de la película, empleando estímulos para los cinco sentidos. Hasta ahora se había trabajado la vista y el oído, pero en ningún caso ni el gusto, el olfato o el tacto. Pero en los asientos que incorporan el 4DX también se incorporan estímulos dirigidos específicamente a estos sentidos. Así, el ‘sillón’ vibra o se mueve sincronizándose con la acción que podemos ver en la pantalla, mientras que delante de nosotros se integrará tecnología que permitirá emitir olores, gotas de lluvia o viento, entre otros efectos.

4DX 03(1)

Sin 4DX en España

En España, esta tecnología no está disponible en ninguna sala por el momento, pero en países asiáticos o americanos ya hay muchos lugares donde se puede disfrutar del cine inmersivo a través del 4DX. El hecho de que una superproducción que se espera que atraiga a millones de espectadores, como es Batman V Superman, se pueda disfrutar en 4DX podría suponer un impulso definitivo para esta tecnología, que se lleva experimentando desde los años cincuenta en diferentes parques de atracciones. Este tipo de asientos no pueden ser usados por mujeres embarazadas o personas que sufran problemas cardiacos y su implantación implicaría una lógica subida del precio de las entradas del cine. Es evidente que gastarse unos veinte euros en ver una película espantaría a buena parte de los espectadores, pero también que el cine vive una crisis imporante de espectadores en España y a nivel mundial, y que innovaciones como ésta pueden convertirse en su tabla de salvación.

publicidad

Escribe tus Comentarios